SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Quiénes Somos / Nuestra Identidad / Misión y Visión

Misión

Clínica Universidad de los Andes busca entregar al paciente y su familia una atención de salud que respete su dignidad, resguarde su intimidad y contribuya a su bienestar físico y espiritual. Para tales efectos, aplica las mejores prácticas clínicas, fomenta el trabajo interdisciplinario y estimula la investigación, en el marco de la concepción cristiana de la persona. Inspirada en el espíritu del Opus Dei, ella contribuye a formar profesionales de la salud en el aprecio del trabajo bien hecho y el afán de servicio a los demás.

 

 

Visión

Clínica Universidad de los Andes busca llevar a cabo una práctica clínica de excelencia, con un trato cálido y respetuoso de la dignidad del paciente y su familia. Pretende ser reconocida como un prestigioso centro de formación docente e investigación, que promueve el trabajo en equipo y el crecimiento profesional y personal de sus integrantes, en estrecha colaboración con otras instituciones nacionales y extranjeras. El reconocimiento y confianza de muchas personas le permitirá contar con los medios para beneficiar con sus servicios a personas de escasos recursos.

Nuestros valores institucionales

Dignidad de la persona

Este valor, entendido a la luz de la concepción cristiana del ser humano, se halla en el centro de todo el quehacer de la Clínica y exige una especial atención, respeto y cuidado por toda persona que acude a ella; sean pacientes, familiares o quienes les atienden.

Centralidad del paciente y su familia

Este valor nos recuerda que el paciente es lo primero: todo el quehacer de la clínica, desde la atención directa al enfermo hasta la menor tarea administrativa, están enfocadas hacia el paciente y su familia. Sus manifestaciones se concretan en un buen enfoque de los procesos administrativos, en adecuados protocolos y prácticas clínicas, y en muchos detalles de cordialidad, interés y preocupación por cada uno.

Trabajo bien hecho

Valor que busca promover el desarrollo de los propios talentos y el servicio a los demás. Se manifiesta en el esfuerzo por el cuidado en los detalles, el profesionalismo, la responsabilidad e iniciativa para sacar adelante las propias tareas y la alegría y optimismo en las adversidades.

Espíritu de servicio

La labor de cada día, cara al paciente y a todos los que trabajan en la clínica, está inspirada por este valor. En el servicio vemos un modo de crecer como personas; y percibimos que, a través de él, contribuimos de la mejor manera a crear un clima de trabajo en equipo, colaborativo y alerta a las necesidades de todos.