• “Me decían cómo vas a operarte en Chile, si tienes la posibilidad de hacerlo en EE.UU.”

    15 de jul 2016
    Inés Varela viajó desde Norteamérica a Chile para realizarse una apendicectomía laparoscópica con el Dr. Jorge León.

    Inés Varela es una joven española que estando en Baltimore, Estados Unidos, en plena etapa de exámenes para graduarse de un bachiller en Neurociencia en Johns Hopkins University, comenzó a sentir un intenso dolor en el estómago.

    Fue al médico y le diagnosticaron una apendicitis con unas características bastante especiales, ya que los órganos vecinos, al inflamarse, habían formado lo que se conoce como un plastrón apendicular, que es una masa inflamatoria que impide que la infección se propague al resto del abdomen. Por esta razón, si bien había que realizar una apendicectomía, la cirugía debía esperar varias semanas.

    Inés tomó la decisión de aprovechar esos días para completar los exámenes que le restaban para graduarse de una de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos. “Me dieron antibióticos endovenosos durante 5 días y orales durante una semana. Aunque sentía dolores, no tenía fiebre”, recuerda.

    Una vez que concluyó los exámenes, los padres de Inés, que viven en Chile, le recomendaron viajar a realizarse la cirugía en Clínica Universidad de los Andes. Mis amigos me decían “cómo vas a operarte en Chile, si tienes la posibilidad de hacerlo en Estados Unidos, en uno de los mejores hospitales del mundo”, recuerda Inés. 

    Su madre, Ana Knörr, añade: “nosotros confiamos plenamente en esta Clínica, por referencias y por nuestra experiencia”.

    Fue así como de Baltimore, Inés llegó a operarse a Clínica Universidad de los Andes, con el Dr. Jorge León, cirujano digestivo que le realizó una apendicectomía laparoscópica: “este procedimiento mínimamente invasivo permite extraer el apéndice, al igual que la cirugía tradicional abierta, pero con pequeñas incisiones que hacen posible una recuperación mucho más rápida”.

    Al día siguiente de la intervención, Inés ya estaba de alta y preparando su bolso para volver a Baltimore, a presentar su postulación a la escuela de medicina. 





    Este artículo contó con la colaboración del Dr. Jorge León, cirujano digestivo de Clínica Universidad de los Andes. 


    Déjenos sus comentarios...