12 de may 2017
Sebastián Suazo nació con una malrotación y hernia intestinal interna, por lo que tuvo que ser operado de urgencia. 

Era de noche. Viviana y su marido Felipe estaban asustados en la sala de espera de Urgencia porque su hijo de tres días de vida comenzó a vomitar, no se alimentaba como los días anteriores y cada vez estaba más somnoliento. 

En la Urgencia de la Clínica nos recibió la pediatra de turno. Lo vio  vomitar y el color lo encontró muy extraño así que nos dijo que debíamos dejarlo hospitalizado en Neonatología”, recuerda Viviana. 

Al llegar a la Unidad de Paciente Crítico Neonatológico, “ya casi no tenía signos vitales; lo empezaron a pinchar y no hacía nada. Ni se quejaba… Le hicieron una radiografía y más o menos desde la altura del ombligo para abajo se veía todo negro, o sea, estaba obstruido completamente. Le hicieron más exámenes hasta que en una de las ecografías abdominales vieron algo que estaba torcido, así que había que operar de urgencia”, señala Viviana. 

El Dr. Eduardo Leopold, cirujano pediátrico de Clínica Universidad de los Andes comenta que “Sebastián tenía una obstrucción intestinal grave por un vólvulo de intestino, que es una torsión del intestino sobre su propio eje, que se produce porque presentaba una malrotación intestinal con hernia interna, que es una falla en la rotación normal del intestino en la etapa embrionaria”.

Es por esto que junto con el Dr. César Pinilla, también cirujano pediátrico, le realizaron una exploración del abdomen donde confirmaron el diagnóstico y realizaron una destorsión del vólvulo y una resección parcial del intestino para ordenarlo y volver a unirlo de manera correcta. 

Afortunadamente actuamos a tiempo y no fue necesario resecar el intestino por un daño vascular irreversible”, indica el Dr. Leopold. 

Tras la cirugía, Sebastián debió permanecer 13 días hospitalizado. “No fue un proceso fácil, pero había que seguir viviendo. Teníamos que sacarlo adelante a él y a la familia entera”, finaliza Viviana. Hoy, Sebastián tiene un año,  y hace una vida completamente normal.

Especialistas relacionados:

Dr. César Pinilla Saavedra

Dr. César Pinilla Saavedra

Dr. César Pinilla Saavedra

Dr. César Pinilla Saavedra

Endoscopía Urológica Reserva de hora
 
Sebastián Suazo y Viviana, su mamá, en Clínica Universidad de los Andes. 

Temas relacionados

“Siempre quisimos tener tres niños, pero nunca imaginamos que sería de esta manera”

“Siempre quisimos tener tres niños, pero nunca imaginamos que sería de esta manera”

María José y Juan Pablo están disfrutando de sus hijos Iñaqui, Dante y Bruna.

ver articulo completo
“Mi edad no fue un obstáculo para operarme del corazón”

“Mi edad no fue un obstáculo para operarme del corazón”

A sus 86 años, Sara Bruce fue sometida a una cirugía de reemplazo de la válvula aórtica debido a una estrechez severa.

ver articulo completo
“Como estaba tan aferrada a la vida, decidimos que se llamaría Esperanza”

“Como estaba tan aferrada a la vida, decidimos que se llamaría Esperanza”

Carmen Luz Roig y la pequeña Esperanza estuvieron en riesgo, pero los esfuerzos del equipo médico permitieron salvarlas.

ver articulo completo






Infórmese mensualmente de las novedades con el newsletter de la clínica a través del email

SUSCRIBIRME