• Consejos para manejar el estrés previo a la PSU

    10 de nov 2017
    Tener expectativas realistas y entender que “no me juego mi futuro” son fundamentales para bajar la ansiedad.

    Este 27 y 28 de noviembre, muchos jóvenes rendirán la Prueba de Selección Universitaria o PSU. Un evento que genera una sobrecarga emocional y estrés importante. 

    Según Sandra Gelb, psicóloga de Clínica Universidad de los Andes, “la carga afectiva y emocional que le dan los jóvenes a la PSU es desproporcionada y muchas veces generan cuadros de estrés y angustia. Los adolescentes creen que se juegan el futuro y la vida en esta prueba y en realidad es una evaluación desmedida del estresor”. 

    La especialista indica que la PSU es una prueba que se prepara por muchos años y no se puede pretender que estudiando los últimos seis meses se van a lograr grandes resultados.

    Los adolescentes deben ser realistas con las  expectativas y se tienen que ajustar a sus capacidades y habilidades”, señala la psicóloga.  

    Pero no todo son los estudios. Hay eventos externos que no son parte de esta prueba que hacen que los jóvenes se sobrecarguen emocionalmente y canalicen en esas situaciones; angustias,  temores y ansiedades. 

    Se cierra el periodo escolar y eso es emocionalmente súper removedor. Tiene que ver con el inicio de una nueva etapa y de un periodo nuevo que también genera estrés”, indica la especialista. 

    Manejar presiones externas y tener expectativas realistas es fundamental para sobrellevar esta etapa.

    Además, hay una serie de recomendaciones que pueden seguir durante estos días. 

    1) Hacer deporte, comer bien y dormir bien.
    2) Ser realista. Identificar fortalezas y capacidades y confiar en ellas. 
    3) Hablar de la prueba con la familia y amigos. Es buenos compartir la propia experiencia con los que están viviendo lo mismo.
    4) Tener plan A, B y C. Manejar más de una alternativa de universidad o instituto técnico. 
    5) Que el entorno ayude a dar a este evento una connotación real y ayudar a los jóvenes a que entiendan lo que realmente es y que no se juegan su futuro.





    Este artículo contó con la colaboración de Sandra Gelb, psicóloga de Clínica Universidad de los Andes.



    Déjenos sus comentarios...