• Dr. Enrique Oyarzún plantea objeciones a proyecto de despenalización del aborto

    19 de may 2016
    En su presentación ante la Comisión de Salud del Senado, señaló que las mujeres que enfrentan embarazos vulnerables necesitan certezas diagnósticas, apoyo, y acompañamiento.


    El Dr. Enrique Oyarzún, ginecólogo especialista en medicina materno fetal de Clínica Universidad de los Andes, se presentó ante la Comisión de Salud del Senado que estudia el proyecto de ley que regula la despenalización del aborto, entregando  antecedentes médicos en relación a cada una de las tres causales contenidas en la iniciativa legal.

    El especialista planteó que no existen motivos de salud pública que justifiquen una legislación a favor del aborto, pues las cifras de mortalidad materna en nuestro país son bajas.

    En cuanto a la causal de inviabilidad fetal, señaló que este tipo de diagnósticos son complejos y no pueden ser realizados por médicos generales, como plantea el proyecto de ley, a lo que se suma que los especialistas capacitados para realizar estos diagnósticos se concentran en Santiago. Esto supone que, de aprobarse esta iniciativa legal, se corre el riesgo de que se aborte a niños erróneamente diagnosticados.

    También planteó reparos a la causal de violación. “Hasta la fecha, ningún estudio en la literatura biomédica ha sido capaz de demostrar algún beneficio del aborto electivo sobre la salud mental o reproductiva de la mujer”, señaló el especialista, quien añadió que la evidencia médica sugiere que el aborto electivo provoca efectos serios para la salud posterior de mujeres y niñas enfrentadas a situaciones de violencia como abuso sexual o violación.

    El Dr. Enrique Oyarzún indicó que el proyecto de ley no aborda lo más importante, que es generar una red institucional de apoyo a las mujeres que cursan embarazos vulnerables. “Quienes piensan que la solución para ellas es que tengan la posibilidad de interrumpir su embarazo, claramente no han entendido la dimensión del problema”, indicó.

    Concluyó que estas pacientes necesitan certezas diagnósticas,  personas capacitadas para entender sus necesidades  y programas de acompañamiento que vean esta situación de manera integral,  y no sólo como un problema médico.

    Déjenos sus comentarios...