Compartir
13 de sep 2017

Existe la impresión generalizada que la primavera es la estación del año durante la cual se produce un alza en la aparición de cuadros de trastornos del ánimo. Esta es una observación que viene desde la antigüedad y que ha sido apoyada por algunos estudios modernos.

La evolución estacional de algunos cuadros muestra que al menos un grupo de pacientes con trastornos del ánimo, presentan sus descompensaciones en períodos regulares, muchos de ellos durante el invierno y primavera, y es lo que se conoce como trastorno afectivo estacional. Sin embargo, aún en estos días, no se tiene una opinión definitiva sobre el tema. Las razones de esta rítmicidad entre estaciones se han relacionado con una variedad de factores, muchos de ellos vinculados a condiciones del clima y la estacionalidad. Por ejemplo el cambio rápido en la luminosidad de los días afectaría los mecanismos biológicos del cerebro vinculados a sustancias como la melatonina, repercutiendo en la regulación del estado del ánimo en personas susceptibles.


Otra hipótesis se relaciona a las alergias propias de la estación y la inflamación asociada con un efecto sobre el cerebro y el desarrollo de episodios depresivos. Por otro lado, también se ha relacionado la aparición de estos cuadros con situaciones sociales. Por ejemplo, la cercanía con celebraciones como Fiestas Patrias o la Fiestas de Fin de Año, lo cual representaría un estrés extra para personas predispuestas, quienes pueden sentir una “desconexión” mayor aun con su grupo de pares, al no lograr involucrarse festivamente en estas actividades.

También se ha observado que los intentos de suicidios y los suicidios se manifiestan con estacionalidad. Estudios en Chile y otras partes del mundo muestran un aumento de los casos durante los meses más cálidos, primavera y verano, asociado a cambios en la luminosidad de los días. Sin embargo, hay que considerar que el fenómeno del suicidio es muy complejo y está determinado por múltiples factores, siendo uno de los más importantes la presencia de otras enfermedades mentales como depresión o consumo de drogas y abuso de alcohol, situaciones que pueden mostrar descompensaciones en esta época.

También para las conductas relacionadas con el suicidio se ha propuesto un rol importante a la tensión emocional generada por los estresores psicosociales, como las Fiestas de Fin de Año.

La mejor forma de enfrentar estos riesgos es la prevención y el actuar a tiempo. Para quienes tienen un diagnóstico previo de trastorno del ánimo, es muy importante mantener un tratamiento correcto, con controles regulares y acudir a su médico de inmediato si nota los síntomas que indican inestabilidad anímica. Por supuesto, que para estas personas, la compañía de la familia y los cercanos resulta esencial en el apoyo, cuidado y detección precoz de los síntomas. Para el resto de la población que nunca ha sufrido un cuadro anímico, las recomendaciones son cuidar los hábitos de buen dormir, alimentación sana, deporte y evitar excesos, especialmente no consumir drogas y ser moderado en el consumo de alcohol.

Compartir

Especialistas relacionados:

Dr. Claudio Fullerton Ugalde

Dr. Claudio Fullerton Ugalde

Dr. Claudio Fullerton Ugalde

Dr. Claudio Fullerton Ugalde

Psiquiatría Reserva de hora
 

Temas relacionados

Cómo reaccionar ante un infarto al corazón

Cómo reaccionar ante un infarto al corazón

Actuar con rapidez a los síntomas, es fundamental para evitar un daño masivo al corazón.

ver articulo completo
Blanqueamiento dental

Blanqueamiento dental

Es el procedimiento más solicitado en las consultas, ya que se asocia a tener una sonrisa saludable.  

ver articulo completo
1 de cada 3 mujeres ha sufrido de incontinencia urinaria

1 de cada 3 mujeres ha sufrido de incontinencia urinaria

Variados factores de riesgo pueden afectar a la mujer y podrían determinar que aparezca el síntoma.

ver articulo completo






Infórmese mensualmente de las novedades con el newsletter de la clínica a través del email

SUSCRIBIRME