La intervención permite aliviar el dolor en la articulación que se ubica debajo del tobillo. Además, corrige las deformidades en la zona posterior del pie que se producen por distintos factores, entre ellos lesiones, artritis o deformaciones.

Reserva de hora