SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos

Búsqueda de patologías

En Clínica Universidad de los Andes ponemos a tu disposición a una serie de definiciones que abordan términos médicos ligados al mundo de la salud y los cuidados del paciente.
a b c d e f g h i j k l m n o p q r s t u v w x y z

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol

Cirugía bypass de la arteria coronaria

Esta cirugía se realiza a pacientes con obstrucciones en las arterias coronarias, para mejorar la circulación sanguínea al miocardio. En ese sentido, la intervención redirecciona la sangre por fuera de la zona bloqueada para optimizar la circulación.

Para este procedimiento se debe tomar un vaso sanguíneo sano de una pierna, brazo o incluso del tórax y unirlo por fuera de las arterias bloqueadas que se encuentran en el corazón.

Se trata de una intervención de alta complejidad, que alivia considerablemente los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta cirugía puede mejorar la función del corazón y reducir el riesgo de muerte.

CUÁNDO SE REALIZA

Se lleva a cabo si el paciente tiene una arteria del corazón obstruida, y en los siguientes casos:

  • Dolor intenso de pecho, debido a la estrechez de varias arterias que abastecen al músculo cardíaco. Eso produce que tenga poca sangre incluso durante el reposo.
  • Tener problemas en más de una arteria coronaria, y cuando la cavidad de bombeo del corazón no funciona de la manera adecuada.
  • Cuando la principal arteria coronaria izquierda es demasiado estrecha o esté muy obstruida.
  • Si el paciente tuvo angioplastia previa o le colocaron un pequeño tubo de malla de alambre (stent) para mantener abierta la arteria, o la arteria se estrechó nuevamente.
  • En situaciones de emergencia, como un ataque cardiaco.

RIESGOS

  • Sangrado
  • Pérdida de memoria
  • Arritmias
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardiaco

PREPARACIÓN

El especialista entregará todas las recomendaciones para el paciente, entre las que destacan:

  • Restricciones de actividades
  • Cambio en plan alimenticio
  • Medicamentos antes de la cirugía

RECOMENDACIONES

La cirugía tiene buenos resultados, y los pacientes notan un cambio importante en su calidad de vida, sin síntomas durante años. Entre los 10 a 15 años pueden presentar obstrucción en otras arterias e incluso en el nuevo injerto que se utilizó en la cirugía, lo que podría requerir otro bypass.

En ese contexto, es importante llevar a cabo hábitos que contribuyan a tener un corazón sano, dentro de los que destacan:

  • No fumar
  • Tener un plan de alimentación saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Realizar actividad física permanentemente
  • Controlar el estrés
  • Evitar el alcohol