SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Estenosis del canal Raquídeo, Lumbar y Cervical (Raquiestenosis)

La estenosis del canal raquídeo, también conocida como Raquiestenosis, consiste en el estrechamiento del espacio que está dentro de la columna vertebral. Esta condición ejerce presión sobre los nervios que se extienden a lo largo de la columna y se produce con mayor frecuencia en la zona lumbar y cervical.

La estenosis puede ser asintomática, sin embargo, cuando es sintomática se manifiesta con un dolor intenso, hormigueo, entumecimiento y debilidad muscular, y en especial Claudicación Neural, que es la imposibilidad de mantener la marcha, debiendo detenerse a descansar a distancias variables desde varias cuadras a solo metros. El dolor puede aumentar progresivamente, pero en general tiene evolución variable.

Haz click aquí para reservar hora con los especialistas que tratan esta enfermedad

Los o síntomas dependerán de la ubicación de la estenosis y pueden ser:

Estenosis del canal raquídeo lumbar:

- Dolor lumbar
- Hormigueo o entumecimiento de un pie o pierna
- Pérdida de fuerza en las extremidades inferiores
- Dolor o calambres en las piernas tras estar de pie por mucho tiempo o tras caminar

Estenosis del canal raquídeo cervical:

- Hormigueo o entumecimiento en el pie o la pierna, en el brazo o en la mano
- Pérdida de fuerza
- Problemas de equilibrio
- Dificultad para caminar
- Dolor de cuello
- Problemas para orinar o incontinencia
- Problemas digestivos

La principal causa de la estenosis del canal raquídeo son aquellos cambios de la columna vertebral asociados con la artrosis.

Los huesos de la columna vertebral forman un canal que protege a la médula espinal, las causas pueden incluir crecimiento óseo excesivo provocado por la artrosis, protrusión del disco intervertebal, crecimiento exagerado de los ligamentos de la columna y en ocasiones por enfermedades específicas. Estas pueden ser hernias discales, Quistes sinoviales, tumores intra raquídeos y secuelas de traumatismos en la columna vertebral.

Cabe destacar que existen factores que aumentan el riesgo de presentar estenosis del canal raquídeo como, por ejemplo, ser mayor de 50 años,  tener deformidades congénitas de la columna como la escoliosis o estrechez congénita y enfermedades genéticas que afecten el desarrollo de los huesos (Acondroplasia).

Para diagnosticar a un paciente con estenosis del canal raquídeo será necesario revisar la historia clínica del paciente, realizar una exploración física y realizar pruebas que confirmen el diagnóstico como, radiografías, una resonancia magnética o un escáner cervical.

Una vez que la estenosis es diagnosticada el tratamiento dependerá de la ubicación de la estenosis y de la gravedad de los síntomas del paciente. Por lo general, en un inicio el tratamiento es conservador, es decir, se pueden tomar analgésicos y antiinflamatorios.

- Fisioterapia y kinesioterapia; es necesario realizar ejercicios para fortalecer la musculatura, aumentar la fuerza y la resistencia, mantener la flexibilidad y estabilidad de la columna vertebral.

- Infiltraciones: para aliviar la irritación, inflamación y el dolor se realizan infiltraciones con corticoesteroide, si bien inyectar este medicamento no soluciona la estenosis ayudara a reducir los síntomas.

Existen diferentes procedimientos quirúrgicos que tienen por objetivo aliviar la presión en la médula espinal creando mayor espacio dentro del canal raquídeo.

- Descompresión lumbar Mínimamente Invasiva: por medio de cirugía mínimamente invasiva se extrae una sección de hueso y ligamento engrosado, de esta forma se aumenta el espacio del canal raquídeo y se elimina el pinzamiento de la raíz nerviosa. Cabe destacar que este procedimiento se puede realizar en los casos de estenosis del canal raquídeo lumbar. A nivel cervical, se amplía el canal con una técnica llamada laminoplastía. Ninguno de estos requiere fijación de la columna.

- Laminectomía: mediante este procedimiento se extrae la parte trasera de la vértebra afectada y en ocasiones se realiza fusión espinal que une dos o más vértebras con elementos metálicos o con injertos óseos para conservar la resistencia de la columna.

- Laminoplastia: esta cirugía solo se realiza en estenosis del canal raquídeo cervical y consiste en abrir un espacio dentro del conducto vertebral mediante una bisagra.

- Cirugía de descompresión más fijación de columna. Muchas veces la estrechez del canal se agrava por el desplazamiento de una vértebra sobre otra (espondilolistesis). En estos casos es necesario fijar la columna con tornillos y barras más injertos óseos ya que al descomprimir los nervios, se desestabiliza la columna y de no fijarla, el paciente tendrá dolor y progresión del desplazamiento de la vértebra.