El rol del dentista y Ortodoncista es determinar si la apnea obstructiva está causada por un problema morfológico de las estructuras orales. Si el paciente tiene una faringe estrecha, una lengua grande o huesos maxilares en una mal posición generando impedimento del paso del aire sobre la faringe entonces podemos ayudar muchísimo con distintas técnicas como hacer una cirugía de avance de los huesos maxilares o expandiendo la cavidad oral para que se expanda también la cavidad nasal y aumentando el espacio para la lengua. Se logra una corrección importante y el paciente mejora.

Hay maniobras no invasiva como utilizar un dispositivo que avanza la mandíbula dejando mayor espacio para la lengua y faringe. Todo depende de la clasificación del nivel de apnea que tenga el paciente y esto lo realizamos en base a análisis de polisomnografía en conjunto con el equipo de neurología y evaluando si existe una obstrucción nasal con los otorrinos de clínica Universidad de los Andes.

El equipo odontológico está incorporado en el Programa de Medicina del Sueño de Clínica Universidad de los Andes.

Reserva de hora