Procedimiento mínimamente invasivo se utiliza para tratar la muerte del tejido óseo de la cadera por falta de sangre con una inyección de células madres extraídas de la pelvis del paciente.

Con la ayuda de un dispositivo de rayos X llamado fluoroscopio, se realiza un agujero en donde se inyectan las células madre. Nuestra especialidad de Traumatología y Ortopedia está preparada para tu recuperación

Reserva de hora