SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Noticia

Epilepsia: la importancia de un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado

En Chile, se calcula que alrededor de 225.000 personas tienen esta enfermedad.
04/11/2020

Más de 50 millones de personas en el mundo tienen epilepsia, según cifras de la Organización Mundial de la Salud. En países de bajos ingresos, quienes sufren esta enfermedad no reciben el manejo clínico adecuado e incluso, muchas veces, son discriminados por el desconocimiento que existe al respecto.

Para crear conciencia a nivel mundial de lo importante que es diagnosticar a tiempo esta patología y educar sobre ella, cada 26 de marzo se celebra el Purple Day o Día Púrpura, fecha impulsada por la niña canadiense de nueve años, Cassidy Megan, junto a la Fundación Anita Kaufmann y la Asociación de Epilepsia de Nueva Escocia, con el objetivo de sensibilizar e informar a la población sobre la realidad que viven las personas con epilepsia. Este día se invita a todos a vestirse de morado.

La Dra. Evelyn Benavides, neuróloga de Clínica Universidad de los Andes, explica que la epilepsia es una patología que afecta entre el 1 y 2% de la población, y se puede presentar a cualquier edad, aunque es más frecuente que se inicie antes de los diez años o después de los 65, y las causas son diferentes en ambos grupos de pacientes. Además, en Chile, se calcula que alrededor de 225.000 personas tienen epilepsia.
Esta es la patología neurológica crónica más común y debe ser diagnosticada cuanto antes: “Es una patología neurológica frecuente cuyo diagnóstico precoz logra una mejor calidad de vida y posibilidad de tratamientos más eficaces”, aclara la Dra. Benavides.

La epilepsia se caracteriza por crisis recurrentes debidas a una descarga excesiva de las neuronas de la corteza cerebral, asociadas a diversas manifestaciones clínicas. En casi la mitad de los casos no es posible encontrar la causa de la enfermedad. En el resto de ellos, pueden ser por diversos factores como:

-       Consecuencia de un traumatismo encéfalo-craneano.

-       Asfixias de parto.

-       Tumores cerebrales.

-       Ataques cerebrovasculares.

-       Malformaciones cerebrales

-       Enfermedades genéticas.

-       Consecuencia de infecciones del sistema nervioso, como meningitis, encefalitis o cisticercosis.

Las crisis epilépticas son la expresión clínica (síntomas y signos) de un funcionamiento anormal transitorio de las neuronas de la corteza cerebral. Son eventos que ocurren en forma espontánea, es decir, no son provocados ni precipitados por un factor conocido. Asimismo, duran menos de un minuto y tienden a ser estereotipados.

Según el área de la corteza donde se generen las descargas, serán los síntomas que se den. Pueden ser:

-       Episodios de ausencias.

-       Pérdida de conocimiento o conciencia.

-       Movimientos incontrolados de brazos y piernas.

En general, se repite el mismo tipo de convulsión y, a veces, las personas tienen ciertas sensaciones previas, como sentir un olor determinado, hormigueo o cambios emocionales. Es importante aclarar que no tener una convulsión en la vida, no quiere decir que se tiene epilepsia.

El diagnóstico y tratamiento deben ser realizados por médicos especialistas, ya que existen varios métodos disponibles, como medicamentos, cirugía, estimuladores del nervio vago y dietas específicas. De ellos, el tratamiento con medicamentos es eficaz en más de 2/3 de los pacientes.

Noticias relacionadas

04/11/2020

Epilepsia: una enfermedad crónica

En Chile se calcula que alrededor de 225.000 personas tienen esta enfermedad.

Ver más