Compartir
14 de jun 2017
Tras quedar paralizado de la cintura hacia abajo por un accidente en alas delta, Jaime León ha iniciado una exitosa rehabilitación que le ha permitido ponerse de pie y caminar con apoyo.

La tarde del siete de enero de este año significó un cambio radical en la vida de la familia León Wielandt. Jaime León, padre de tres hijos, ingeniero de profesión y fanático del alas delta desde hace 30 años, practicando este deporte sufrió un accidente que lo mantuvo varios días al borde de la muerte. 

El accidente le provocó la fractura de 18 de las 22 costillas, más sección medular, y un diagnóstico de paraplejia permanente. 

El informe era lapidario; decía que no iba a poder mover absolutamente nada.   Efectivamente no podía mover las piernas, ni nada desde la cintura hacia abajo”, explica Marcela Wielandt, señora de Jaime.

Pese a este pronóstico que lo dejaba en una silla de ruedas de por vida, la Dra. María Paz Astorquiza, neuróloga, con el apoyo de los equipos de kinesiología y terapia ocupacional de Clinica Universidad de los Andes, dieron inicio a un tratamiento orientado a que Jaime León recuperara movilidad. 

La doctora me dijo “trabajemos para salir adelante”, todo el equipo creyó que se podía hacer algo más”, recuerda Jaime. 

Gracias a un trabajo multidisciplinario, “en 30 días Jaime  fue  capaz de movilizar las plantas de los pies y tomar control de su tórax. En el curso del mes siguiente, logró bipedestar con apoyo e inició el uso de andador. Su avance ha sido impactante”, destaca la Dra. María Paz Astorquiza, quien ha liderado el tratamiento de Jaime León.

Luego de permanecer más de cuatro meses hospitalizado, el 25 de mayo fue dado de alta, dando inicio a un tratamiento ambulatorio que considera sesiones diarias de kinesiología y terapia ocupacional.

Todavía queda camino para seguir avanzando, por eso estoy muy agradecido de la Clinica. No se han dado por vencidos, vivimos el día a día y siempre hay un avance más, el límite no se sabe”, afirma Jaime León.

Ricardo Riquelme, terapeuta ocupacional, afirma que existen tres factores que han ayudado en su recuperación: “su forma de ser, ya que es una persona muy tenaz, proactiva, y metódica;  su familia, que ha sido una importante red de apoyo y pilar fundamental en este proceso, y, por último, una rehabilitación constante e integral, que se inició muy precozmente”. 

Por ahora, los avances de Jaime han impresionado a todo el grupo de especialistas involucrado en su recuperación. Están optimistas y creen que con la terapia diaria  y la fuerza interior que posee podrían lograr mucho más. 

El avance de Jaime puede llevarlo a deambulación independiente con uso de órtesis y bastón”, explica la Dra. María Paz Astorquiza. El equipo de rehabilitación coincide,  “los objetivos apuntan a que pueda desarrollar al máximo sus capacidades para lograr ser autovalente”, finaliza Matías Silva, kinesiólogo. 
Compartir

Especialistas relacionados:

Dra. María Paz Astorquiza Prats

Dra. María Paz Astorquiza Prats

Dra. María Paz Astorquiza Prats

Dra. María Paz Astorquiza Prats

Neurología Reserva de hora
 
Francisco Sfeir Yazigi

Francisco Sfeir Yazigi

Francisco Sfeir Yazigi

Francisco Sfeir Yazigi

Kinesiología Reserva de hora
 

Temas relacionados

“Después de tanto luchar por ellas, hoy sabemos lo que es ser padres”

“Después de tanto luchar por ellas, hoy sabemos lo que es ser padres”

Una cirugía intrauterina de transfusión feto fetal en la semana 20 de embarazo, permitió corregir una falla anatómica y funcional que habría provocado la muerte de las gemelas de Andrea Álvarez y Rubén González.

ver articulo completo
 “Si no hubiese sido por el equipo médico, mi hijo no estaría vivo”

“Si no hubiese sido por el equipo médico, mi hijo no estaría vivo”

Con 10 meses, Cristóbal Retamales llegó derivado desde Iquique porque solo la más moderna tecnología podía salvarlo. Luego de semanas de intensos tratamientos y cirugías, celebró su primer cumpleaños en la Clínica y fue dado de alta.

ver articulo completo
“Siempre quisimos tener tres niños, pero nunca imaginamos que sería de esta manera”

“Siempre quisimos tener tres niños, pero nunca imaginamos que sería de esta manera”

María José y Juan Pablo están disfrutando de sus hijos Iñaqui, Dante y Bruna.

ver articulo completo






Infórmese mensualmente de las novedades con el newsletter de la clínica a través del email

SUSCRIBIRME