Compartir
3 de jul 2018
Miriam Vásquez se sometió a una compleja cirugía para extirpar un tumor cancerígeno en la cabeza del páncreas.

Miriam Vásquez, tiene 60 años y se dedica a la decoración. Está casada y tiene una familia numerosa, compuesta por cinco hijos y dos nietos. 

Hace algunos años atrás padeció un precáncer al esófago, por el cual se sometió a un tratamiento que no tuvo mayores complicaciones. Llevaba bastante tiempo disfrutando de buena salud, sin embargo, comenzó a sentirse cansada y decaída. Si bien pensó que la causa era el estrés que tenía por fin de año, luego de realizarse un chequeo médico se dio cuenta que era otra la razón. 

Al ver sus exámenes, se percató que tenía elevados los índices de glicemia. Es por eso que fue donde la Dra. Helia Morales, diabetóloga de Clínica Universidad de los Andes, quien revisó todos los exámenes y se dio cuenta que estaban en niveles críticos. A esos resultados, se sumó un cuadro de ictericia, patología que produce que la piel y las partes blancas de los ojos se pongan amarillas. Esto se genera por exceso de biliburrina, sustancia química que contiene hemoglobina, cuya función es transportar oxígeno en los glóbulos rojos. 

Además, tenía constante picazón en el cuerpo. Esos síntomas fueron determinantes para que Miriam quedara inmediatamente hospitalizada. Fue ahí cuando descubrieron que tenía un tumor en la cabeza del páncreas.

“Nunca tuve una señal que me hiciera sospechar lo que realmente tenía. Pero, a pesar del devastador diagnóstico, no me atemoricé”, recuerda. 

Miriam fue asimilando lentamente lo que estaba pasando, ya que los síntomas fueron progresando rápidamente. “Mi páncreas no estaba funcionando.  Tenían que sacar el tumor rápidamente. En ese momento asumí que estaba en una situación delicada”, enfatiza. 

El Dr. Nicolás Devaud, médico cirujano de Clínica Universidad de los Andes, explica que “este es uno de los cánceres más agresivos y prevalentes”. Entre los principales factores de riesgo están la obesidad, el consumo de tabaco, antecedentes familiares,  diabetes y edad avanzada, ya que en muchas personas se diagnostica después de los 65 años. 

Para revertir la situación, Miriam fue sometida a una compleja cirugía que duró seis horas, la que consistió en resecar la cabeza del páncreas, la porción distal del estómago, una parte del intestino delgado y la vía biliar. “Luego reconstruimos el tracto digestivo, la vía biliar y volvimos a conectar el páncreas al estómago y al intestino. Se trató de una intervención que, afortunadamente, se realizó a tiempo”, enfatiza el Dr. Devaud. 

Si Miriam no se hubiese sometido a esta cirugía, el daño podría haber sido irreversible, y el tiempo de sobrevida hubiera sido de aproximadamente nueve meses. 

Luego de la intervención, fue dada de alta a los siete días y comenzó un tratamiento de quimioterapia. “Me siento muy bien y he seguido mi vida normal. Sigo trabajando y estoy activa”, sostiene. Todavía tiene un largo camino por recorrer, pero está confiada. 

“Estoy profundamente agradecida porque no se preocuparon solamente de mi salud, sino que, del acompañamiento espiritual, que es muy importante para sobrellevar estos momentos. Estoy convencida que Dios nunca envía una prueba que uno no pueda soportar. Pensar eso me ha servido mucho y a mi familia también”, finaliza. 

Compartir

Especialistas relacionados:

Dr. Nicolás Devaud Jaureguiberry

Dr. Nicolás Devaud Jaureguiberry

Dr. Nicolás Devaud Jaureguiberry

Dr. Nicolás Devaud Jaureguiberry

Cirugía General y Digestiva Reserva de hora
 
Dra. Helia Morales Medina

Dra. Helia Morales Medina

Dra. Helia Morales Medina

Dra. Helia Morales Medina

Diabetología Reserva de hora
 

Temas relacionados

“Fue difícil asumir que existían riesgos”

“Fue difícil asumir que existían riesgos”

Con 48 años de edad, tuvo que estar cuatro meses en cama durante su embarazo, debido a que presentó un grave cuadro de asma que le impedía, incluso, caminar. 

ver articulo completo
“Sin la ayuda de este equipo médico podría haber muerto”

“Sin la ayuda de este equipo médico podría haber muerto”

Andrea Honores sufrió placenta previa oclusiva, enfermedad que produce graves complicaciones durante el parto.


ver articulo completo
“Sin este tratamiento, me hubiera retirado”

“Sin este tratamiento, me hubiera retirado”

Rubén Silva, campeón sudamericano de esgrima, tenía una lesión importante en su muñeca que superó gracias a una terapia celular desarrollada por investigadores chilenos.

ver articulo completo






Infórmese mensualmente de las novedades con el newsletter de la clínica a través del email

SUSCRIBIRME