Compartir
25 de sep 2017

José Felipe Ponce Ramírez (40) vive en Rancagua con su señora y sus dos hijos y trabaja trasladando artículos para la minería a nivel nacional. Siempre se consideró un hombre sano hasta que a principios de este año comenzó a presentar algunos síntomas que atribuyó a estrés.

“Varias veces fui a Urgencia en Rancagua, pensando que era estrés y me inyectaban algo, me calmaba y luego volvía a la casa. Para mí siempre fue estrés”, indica José Felipe.

Estuvo siguiendo un tratamiento psiquiátrico durante más de un año para el estrés y, como los malestares físicos continuaban, se sometió a más de 20 exámenes que sólo le diagnosticaron hipertensión. Le recetaron algunos medicamentos y le recomendaron que continuara haciendo su vida de forma normal.

Hasta que el Sábado Santo sintió una puntada muy fuerte en el pecho y un dolor agudo en su espalda. Se asustó y partió a un servicio de Urgencia en Rancagua, donde le inyectaron analgésicos. Como no se le pasaron los dolores, le hicieron un escáner de tórax que mostró una rotura de una de las paredes de la aorta.

“Me tenían que trasladar a una clínica en Santiago para realizar una cirugía, pero preguntaron en varias y ninguna se quería hacer cargo; me veían como un caso perdido”. Durante la espera, sufrió dos paros cardiorrespiratorios.

“La Clínica Universidad de los Andes me dio una oportunidad: envío una ambulancia y, al recibirme, me tuvieron que realizar maniobras de resucitación por lo mal que llegué”, recuerda José Felipe.

El Dr. Eduardo Borquez, cardiólogo de Clínica Universidad de los Andes, cuenta que “Felipe tenía una disección aórtica tipo A: una separación de una de las capas de la pared de la aorta ascendente, con alto riesgo de rotura espontánea y muerte. Además, tenía una afectación de la válvula aórtica que le generaba una insuficiencia aórtica severa, lo cual lo tenía muy grave cursando un shock cardiogénico”.

“El único tratamiento para este caso era la cardiocirugía que consistió en el reemplazo de la aorta ascendente y de la válvula aórtica con una prótesis”, explica el especialista.


José Felipe entró a pabellón el Domingo de Resurrección. La cirugía fue realizada por un equipo liderado por el Dr. Gabriel Olivares y duró cerca de nueve horas.Tras esta pasó una semana en coma, período durante el cual fue sometido a una segunda intervención.

A los 20 días fue dado de alta. “Me podría haber ido caminando fácilmente. Las enfermeras me cuidaron muy bien, estoy muy agradecido del compromiso de los médicos con salvar mi vida. Yo sé que si no me hubiesen trasladado, no estaría vivo, no hubiese aguantado un día más en Rancagua”.

Actualmente, Felipe asiste en forma regular a terapia de rehabilitacion cardíaca y está desarrollando una vida totalmente normal, con controles médicos periódicos en la Clínica.


Compartir

Especialistas relacionados:

Dr. Gabriel Olivares Rodríguez

Dr. Gabriel Olivares Rodríguez

Dr. Gabriel Olivares Rodríguez

Dr. Gabriel Olivares Rodríguez

Cardiología Reserva de hora
 
Dr. Eduardo Bórquez Núñez

Dr. Eduardo Bórquez Núñez

Dr. Eduardo Bórquez Núñez

Dr. Eduardo Bórquez Núñez

Nuestros médicos Reserva de hora
 

Temas relacionados

Que la vida nos sorprenda con un corazón sano

Que la vida nos sorprenda con un corazón sano

Los invitamos a realizarse un chequeo preventivo en nuestro Centro de Enfermedades Cariovasculares, con tecnología de punta y especialistas de vasta experiencia.

ver articulo completo
Cómo reaccionar ante un infarto al corazón

Cómo reaccionar ante un infarto al corazón

Actuar con rapidez a los síntomas, es fundamental para evitar un daño masivo al corazón.

ver articulo completo
 “Si no hubiese sido por el equipo médico, mi hijo no estaría vivo”

“Si no hubiese sido por el equipo médico, mi hijo no estaría vivo”

Con 10 meses, Cristóbal Retamales llegó derivado desde Iquique porque solo la más moderna tecnología podía salvarlo. Luego de semanas de intensos tratamientos y cirugías, celebró su primer cumpleaños en la Clínica y fue dado de alta.

ver articulo completo






Infórmese mensualmente de las novedades con el newsletter de la clínica a través del email

SUSCRIBIRME