Compartir
9 de abr 2018
Rubén Silva, campeón sudamericano de esgrima, tenía una lesión importante en su muñeca que superó gracias a una terapia celular desarrollada por investigadores chilenos.

Rubén Silva (31) es campeón sudamericano de esgrima. Ha representado a Chile en varias ocasiones consiguiendo logros importantes como medalla de plata por equipo y bronce individual en los Juegos Sudamericanos Santiago 2014, y medalla de oro en los Juegos Bolivarianos de Trujillo en 2013.  

Hace cuatro años comenzó a sufrir dolores esporádicos en su muñeca que se presentaban frente a ciertas actividades que requerían esfuerzo. Algo determinante a la hora de practicar este  deporte que le apasiona y del que es uno de los mejores exponentes a nivel latinoamericano. Cuando las molestias comenzaron a aumentar, fue tratado con terapias tradicionales con las que sólo lograba resultados parciales.

En 2015, durante un viaje a Estados Unidos el dolor le impidió competir. Finalmente, a fines de ese año fue diagnosticado de una lesión osteocondral radiocarpiana y una artrosis del área cubital-distal. Considerando que se trataba de una lesión irreversible, con molestias que seguían aumentando y que ya tenía 30 años, Rubén pensó en dejar la esgrima.

“Empecé con dolores, y en un principio la ecografía mostraba que tenía una inflamación por sobrecarga de la articulación lo que finalmente comenzó a impactarme en la práctica  de esgrima. Después de realizarme estudios más acabados, finalmente me diagnosticaron un daño en el cartílago. Fue tanto el dolor que incluso pensé en retirarme”, indica Rubén.  

Fue entonces que decidió someterse a una terapia celular que le habían recomendado. Como buen médico, se informó sobre el grado de evidencia que presentaba y sin dudarlo se puso en las manos del Dr. Sebastián Von Unger, traumatólogo experto en mano de la Clínica de la Universidad de los Andes. 

Rubén cuenta que “a los tres meses de ser infiltrado con células madre las molestias comenzaron a disminuir, lenta pero progresivamente, lo que me permitió entrenar y obtener resultados que antes no había logrado”. 

Por su parte, el Dr. Von Unger, explica que “tuvimos un muy buen resultado, se lograron aliviar los síntomas, y esto le permitió a Rubén seguir entrenando y participar en los Juegos Panamericanos”. 

“Ahora soy campeón sudamericano y probablemente, sin este tratamiento, me hubiera retirado sin poder percibir este logro”.

Respecto a la terapia Rubén está feliz. Dice que “me dio un segundo aire, y me permitió seguir disfrutando de este maravilloso deporte”.

Terapia celular


La Osteoartritis (OA) o artrosis es la inflamación crónica de las articulaciones, y, entre otros factores, se produce por el daño del cartílago. Chile es el tercer país de Latinoamérica con mayor prevalencia de OA, siendo la rodilla, cadera y muñeca las articulaciones más afectadas.

Con el objetivo de encontrar una nueva opción terapéutica para esta patología, Cells for Cells desarrolló Cellistem®OA, una terapia celular alogénica (es decir, con células provenientes de un donante) que permite disminuir el dolor en un 80% y mejorar sustancialmente la función articular, en comparación con la terapia tradicional, tanto a los 6 meses como al año de seguimiento.

Actualmente se han tratado más de 60 pacientes con artrosis de rodilla, cadera, tobillo y muñeca, con excelentes resultados.

Especialistas relacionados:

Dr. Sebastián Von Unger Covarrubias

Dr. Sebastián Von Unger Covarrubias

Dr. Sebastián Von Unger Covarrubias

Dr. Sebastián Von Unger Covarrubias

Traumatología y Ortopedia Reserva de hora
 

Temas relacionados

“La vida me dio una segunda oportunidad”

“La vida me dio una segunda oportunidad”

Maria del Carmen Ojeda sufría obesidad mórbida y diabetes tipo 2.  Tras una cirugía bariátrica, hoy disfruta la vida con 50 kilos menos y sin diabetes.

ver articulo completo
“Estar vivo es un milagro”

“Estar vivo es un milagro”

Tras un infarto cardiaco que derivó en múltiples complicaciones, William debió permanecer 91 días internado en la Clínica.

ver articulo completo
“No tenía la edad de riesgo y tampoco antecedentes familiares”

“No tenía la edad de riesgo y tampoco antecedentes familiares”

Betzabé Torres desarrolló cáncer de mama, a pesar de tener tan solo 32 años.

ver articulo completo






Infórmese mensualmente de las novedades con el newsletter de la clínica a través del email

SUSCRIBIRME