Compartir
1 de nov 2018
Estas deformidades en los dedos de los pies se producen por factores genéticos, sobrecarga, factores traumáticos o incluso por enfermedades reumatológicas

El Dr. Cristián Ortiz, traumatólogo del Centro de Tobillo y Pie de Clínica Universidad de los Andes, explica que en cada uno de los dedos del pie existen tres huesos o falanges, excepto en el dedo mayor o hallux, que tiene dos. El lugar de conexión de los huesos se llama articulación. Normalmente los dedos descansan estirados sobre el piso.

“Debido a la presión en la punta de los dedos, una o más articulaciones de los dedos pueden doblarse, lo cual generalmente afecta a los dedos más largos del pie”, señala el especialista.

La deformidad se ocasiona por factores genéticos, sobrecarga, factores traumáticos o incluso por enfermedades reumatológicas. Habitualmente no se relaciona a artrosis, como sí puede ocurrir en los dedos de las manos. La mayoría de las veces usar zapatos muy estrechos o con taco muy alto comprime los dedos en contra de la punta del zapato, lo que produce dolor.

Los dedos que se mantiene doblados se llaman en mazo, martillo o garra, dependiendo de la articulación que se mantenga doblada.

Dedo en martillo
La mayoría de estas deformidades tienen en común una flexión de la articulación interfalángica proximal (la primera articulación del dedo), a semejanza de un martillo.

Dedos en garra
Si la deformidad en martillo además se acompaña de una hiperextensión de la articulación metatarso - falángica (en la base del dedo), la deformidad es llamada en garra.

Dedos en mazo
Si la flexión es en la articulación interfalángica distal (la segunda articulación del dedo), la deformidad es a semejanza de un mazo. Esta también se puede presentar en el primer ortejo.

¿Cómo se manifiesta?
Usted puede sentir dolor en uno de sus dedos, o en la parte delantera del pie, o antepie. Un callo se puede desarrollar en la zona donde el dedo roza contra el zapato. También se puede formar un callo bajo la punta del dedo en relación al roce contra el piso. Estos callos también pueden ser dolorosos.

¿Se puede prevenir? 
Las molestias disminuyen manteniendo un calzado que entregue adecuado espacio a los dedos de su pie. En algunos casos las deformidades se producen debido a trastornos musculares, muchas veces hereditarios, que no es posible prevenir. En numerosos casos estas deformidades se producen dentro del contexto de diabetes, lo que aumenta los riesgos de heridas de difícil tratamiento. 

Especialistas relacionados:

Dr. Cristián Ortiz Mateluna

Dr. Cristián Ortiz Mateluna

Dr. Cristián Ortiz Mateluna

Dr. Cristián Ortiz Mateluna

Traumatología y Ortopedia - Tobillo y Pie - Medicina Deportiva Reserva de hora
 
Dr. Felipe Chaparro Ravazzano

Dr. Felipe Chaparro Ravazzano

Dr. Felipe Chaparro Ravazzano

Dr. Felipe Chaparro Ravazzano

Traumatología y Ortopedia - Tobillo y Pie - Medicina Deportiva Reserva de hora
 
Dr. Marcelo Somarriva Lira

Dr. Marcelo Somarriva Lira

Dr. Marcelo Somarriva Lira

Dr. Marcelo Somarriva Lira

Traumatología y Ortopedia - Cadera y Pelvis - Tobillo y Pie Reserva de hora
 
Dr. Manuel José Pellegrini Pucci

Dr. Manuel José Pellegrini Pucci

Dr. Manuel José Pellegrini Pucci

Dr. Manuel José Pellegrini Pucci

Traumatología y Ortopedia - Tobillo y Pie - Medicina Deportiva Reserva de hora
 
Dr. Giovanni Carcuro Urresti

Dr. Giovanni Carcuro Urresti

Dr. Giovanni Carcuro Urresti

Dr. Giovanni Carcuro Urresti

Traumatología y Ortopedia - Tobillo y Pie - Medicina Deportiva Reserva de hora
 


Diagnóstico y tratamiento
Su médico especialista le examinará y determinará si tiene alguna deformidad o enfermedad. Así también le recomendará un tratamiento a seguir, que inicialmente puede consistir en modificaciones del calzado y/o uso de plantillas u otras órtesis para intentar disminuir las molestias. Si la deformidad es rígida o si no hay respuesta frente al tratamiento conservador, se le recomendará una cirugía.

Cirugía
Esta consistirá en procedimientos sobre los tejidos blandos y óseos para lograr corregir la deformidad y aliviar el dolor. Su médico le explicará la cirugía, cuidados postoperatorios y posibles complicaciones. Actualmente la cirugía puede realizarse con anestesia local en forma mínimamente invasiva o abierta, y la expectativa de éxito es superior al 90%. Permite caminar en forma inmediata, aunque con hinchazón y molestias que disminuyen en forma progresiva Su médico le explicara las opciones en su caso particular así como el pronóstico y los plazos de recuperación.


Corrección del dedo en martillo (artroplastía de articulación PIP)

El dedo en martillo es cuando este permanece doblado, elevando la parte central, como en forma de garra. En esta cirugía se retira la parte del hueso a ambos lados de la articulación media del dedo y así el dedo se vuelve a estirar.
Artroplastia de DuVries

Este es un procedimiento que consiste en que el cirujano acorta un hueso en el dedo del pie para permitir que este regenere y regrese a una posición natural. Como método de fijación, se introduce un clavo para permitir la fusión de los huesos que fueron separados.


Osteotomía de Weil para dedos del pie en forma de garra

Esta técnica se utiliza para corregir las alteraciones que se producen en el metatarsiano, hueso que une los dedos con el resto del pie. La cirugía es muy beneficiosa, ya que disminuye notoriamente el dolor y mejora la marcha.




Temas relacionados

"La operación salió perfecta. Hoy camino absolutamente bien y sin ningún inconveniente"

"La operación salió perfecta. Hoy camino absolutamente bien y sin ningún inconveniente"

Cristián Cardemil fue de las primeras personas en operarse en la Clínica. Estaba jugando fútbol un domingo cuando se cortó el tendón de Aquiles.

ver articulo completo
Nuevo servicio: entrega de exámenes a domicilio

Nuevo servicio: entrega de exámenes a domicilio

En 48 horas y sin un costo adicional, puede recibir sus scanner y resonancias magnéticas en su casa.

ver articulo completo
Cómo evitar que nuestros hijos sean futuros adultos con tránsito lento

Cómo evitar que nuestros hijos sean futuros adultos con tránsito lento

Existen niños que presentan dificultad para ir al baño, tienen poca frecuencia o sus deposiciones son muy duras. 


ver articulo completo






Infórmese mensualmente de las novedades con el newsletter de la clínica a través del email

SUSCRIBIRME