Compartir
9 de may 2019
Lo variado de sus síntomas, hace difícil el diagnóstico y el tratamiento oportuno.

La fibromialgia es un síndrome complejo, caracterizado por la presencia de dolor muscular generalizado, el que se acompaña de síntomas tan variados como cansancio, fatiga, ansiedad, insomnio, cefalea, colon irritable y disautonomía.

Es una patología que afecta principalmente a mujeres jóvenes, sobre todo en periodos de estrés, tiene evolución crónica, su causa es desconocida y los mecanismos involucrados en la génesis del dolor no son del todo comprendidos.

Los síntomas más frecuentes son:

- Dolor muscular vago de evolución larga.
- Cansancio y fatiga.
- Trastornos de ánimo: ansiedad y depresión.
- Trastornos del sueño: insomnio y sueño no reparador.
- Cefalea.
- Colon irritable: dolor, diarrea, constipación.
- Disautonomía: desmayos y vejiga inestable.
- Trastornos de memoria y concentración.
- Calambres y sensación de adormecimiento de extremidades.

El Dr. Gustavo Monckeberg, reumatólogo de Clínica Universidad de los Andes, explica que el dolor se produce por un mecanismo de hiperalgesia (mayor sensibilidad al estímulo doloroso), alodinia (percepción anormal del dolor) y sensibilización central, es decir, la presencia de dolor persistente perpetúa la sensación dolorosa y, frente a la exposición a diferentes estímulos, la persona percibe dolor.

El diagnóstico es clínico, pues no hay exámenes de laboratorio ni de imágenes que lo confirmen. Sin embargo, es necesario descartar otras enfermedades que pueden simular una fibromialgia, como artritis, lupus, hipotiroidismo, depresión, anemia, apnea obstructiva del sueño, entre otras.

Entre los factores de riesgo para la aparición de esta patología se reconocen los genéticos, psicológicos y hormonales. Asimismo, es frecuente la existencia de un evento biográfico traumático grave.

El tratamiento para la fibromialgia requiere un enfoque multidisciplinario, con un equipo compuesto por reumatólogos, traumatólogos, neurólogos, fisiatras, kinesiólogos, psiquiatras y psicólogos.

Las medidas terapéuticas son:

- Farmacológicas: busca reducir el dolor y mejorar la calidad de sueño. Los medicamentos más utilizados son antidepresivos, analgésicos y anticonvulsivos.
- No farmacológicas: actividad física aeróbica suave, apoyo psicológico, acupuntura, etc.

“El pronóstico es bueno en general, es una enfermedad que no deja secuelas ni produce discapacidad, sin embargo, se comporta como una patología crónica que requiere terapia por un período largo y, a veces, permanente y que cursa en el tiempo con períodos variables de actividad y remisión”, concluye el Dr. Monckeberg.

Especialistas relacionados:

Dr. Gustavo Mönckeberg Fernández

Dr. Gustavo Mönckeberg Fernández

Dr. Gustavo Mönckeberg Fernández

Dr. Gustavo Mönckeberg Fernández

Reumatología Reserva de hora
 

Temas relacionados

Conductas de riesgo en adolescentes

Conductas de riesgo en adolescentes

El abuso de sustancias, la conducta sexual temprana y el aislamiento social, son conductas potencialmente dañinas para la salud física y mental.

ver articulo completo
"Incorporaremos un programa de apoyo a los pacientes y sus familiares, que sabemos están pasando por un momento difícil"

"Incorporaremos un programa de apoyo a los pacientes y sus familiares, que sabemos están pasando por un momento difícil"

El Dr. Ronald Reid, Coordinador de la UPC Adulto, explica que el sello de la unidad será la atención personalizada. 

ver articulo completo
Artrosis de Cadera

Artrosis de Cadera

La artrosis de cadera ocasiona dolor y luego limitación de la movilidad. 

ver articulo completo






Infórmese mensualmente de las novedades con el newsletter de la clínica a través del email

SUSCRIBIRME