Compartir
28 de sep 2018
¿Por qué es importante prevenir?

Se estima que una de cada siete chilenas desarrollará cáncer de mama a lo largo de su vida. Dos tercios de estas mujeres no tendrán antecedentes familiares ni de otro tipo que les advierta que existe este riesgo. Por eso, los especialistas son enfáticos en señalar que absolutamente todas las mujeres deben estar alertas.

Preguntas Frecuentes:

¿Cuáles son los principales factores de riesgo?

Los factores de riesgo mayor, es decir, los que tienen un mayor impacto en el aumento del riesgo de contraer cáncer son:
 > Historia familiar que incluya la presencia de cáncer de mama bilateral, o en personas jóvenes. O el antecedente de un cáncer de mama en un hombre de la familia.
 > Presentar una mutación en ciertos genes que conocidamente se asocian a un altísimo riesgo.
 > Radioterapia torácica en la juventud.
 > Alguna biopsia que demuestre la presencia de cierto tipo de cambios del tejido mamario (lesiones atípicas o carcinoma lobulillar in situ).
 > Haber tenido previamente un cáncer de mama.

¿Existen más factores de riesgo?

Sí, los llamamos factores de riesgo menor. Estos son: 
 > Edad: el riesgo aumenta progresivamente con la edad.
 > Antecedente familiares.
 > Factores reproductivos: tener la primera regla a una edad muy baja o la menopausia siendo muy mayor; no tener hijos o tener el primero después de los 30.
 > Ciertas condiciones mamarias benignas.
 > Sobrepeso después de la menopausia.
 > Consumo de alcohol.
 > Algunas terapias de reemplazo hormonal.

¿El esquema de detección del cáncer de mama es el mismo cuando existen factores de riesgo?

Depende. En general las pacientes sin factores de riesgo y las que tienen factores de riesgo relativamente pequeños, tienen la misma indicación: control mamográfico anual. Puede variar en algunos casos la edad en que se inicie este control, que parte habitualmente a los 40 años, o eventualmente considerar el uso de exámenes de mayor complejidad.

 En mujeres en que el riesgo es significativamente mayor, puede ser necesario, además de la vigilancia con mamografía, utilizar fármacos para disminuir su riesgo de cáncer o hacer estudios que permitan determinar si existe alguna mutación genética que determine un riesgo muy alto, de hasta un 80%. En algunos casos excepcionales puede existir incluso la indicación de la extirpación preventiva de ambas mamas.
 El estudio de los factores de riesgo y la determinación de la necesidad de exámenes adicionales deben ser hechos por un especialista.

¿Cómo se puede prevenir el cáncer de mama?

Al momento de tratar de disminuir el riesgo, el foco se pone en aquellos factores de riesgo que son modificables. Dentro de ellos se incluyen algunos relacionados a aspectos de la vida reproductiva de las mujeres, como la lactancia o el uso o no de terapia hormonal después de la menopausia, así como también los asociados al estilo de vida.

 Lamentablemente el impacto que produce la modificación de estos factores en la disminución del riesgo es bajo. Es por esto que lo importante es poner el énfasis en la detección precoz. El cáncer de mama detectado en etapas tempranas tiene muy buen pronóstico y un tratamiento de menor complejidad que el de uno avanzado.

      
Te invitamos a realizarte exámenes preventivos.

Realiza tu chequeo:




Beneficio válido para todas las pacientes que se inscriban entre el 1 y 31 de octubre de 2018. El descuento es válido solo si se realiza el programa completo. Descuentos no son acumulables. En caso que el médico requiera exámenes adicionales al programa preventivo, deberán ser cancelados de acuerdo a su plan de salud.







Infórmese mensualmente de las novedades con el newsletter de la clínica a través del email

SUSCRIBIRME