SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Incompetencia cervical

La incompetencia cervical se presenta en el 0,2%- 1% de los embarazos.

La incompetencia cervical corresponde a la incapacidad del cuello uterino de mantener su rigidez propia, necesaria para el embarazo. En estos casos, ocurre una dilatación progresiva del cuello uterino en ausencia de contracciones uterinas. Esta condición es causa de aborto de segundo trimestre y parto prematuro. La incompetencia cervical se presenta en el 0,2 a 1% de los embarazos.

Antes de la gestación, el cuello del útero se encuentra cerrado y firme. Mientras el embarazo avanza, este se ablanda, disminuye en longitud y se va dilatando. Cuando existe esta condición, el útero puede comenzar a dilatarse demasiado pronto y causar un aborto o un parto prematuro. 

La incompetencia cervical puede ser difícil de diagnosticar y se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Sensación de presión en la pelvis.
  • Dolor de espalda poco frecuente.
  • Calambres abdominales leves.
  • Cambio en el flujo vaginal.       
  • Sangrado vaginal leve.
La causa de la incompetencia cervical es desconocida, sin embargo, existen factores de riesgo, como traumatismos cervicales asociados a procedimientos quirúrgicos para tratar anomalías cervicales y enfermedades congénitas que afectan el colágeno, proteína fibrosa que compone los tejidos conectivos del cuerpo.

Contamos con especialistas en diferentes patologías fetales, moderna tecnología y todo lo necesario para el estudio y tratamiento de las complicaciones del embarazo.

La incompetencia cervical es difícil de diagnosticar y tratar, si el cuello del útero comienza a dilatarse de manera prematura, el médico podrá recomendar reposo si se está con un embarazo menor a 24 semanas junto con una intervención llamada cerclaje.

Las pruebas que pueden ayudar a diagnosticar el cuello uterino son: ecografía transvaginal, examen ginecológico pelviano y los antecedentes de historia obstétrica previa.

Una vez que existe un diagnóstico de incompetencia cervical por historia obstétrica previa o al momento del examen físico ginecológico, se recomienda el siguiente tratamiento:

Cerclaje cervical: este es un procedimiento quirúrgico que se realiza antes de la semana 24 y consiste en cerrar el útero a través de suturas resistentes, que se pueden quitar en el último mes de embarazo o en el trabajo de parto.

Si existen antecedentes de parto prematuro bajo 34 semanas, hay estrategias para prevención de otro parto prematuro como:

Suplementos de progesterona: aplicación de inyecciones semanales durante el segundo y tercer trimestre.

Ecografías reiteradas: el médico comenzará a controlar cuidadosamente la longitud del cuello uterino mediante ecografías cada dos semanas desde la semana 16 a la 24 de embarazo. Si el cuello uterino comienza a dilatarse, el médico puede recomendar cerclaje cervical.

Acompañamiento perinatal: realizamos un acompañamiento integral con psiquiatras, psicólogos, matronas y medicos materno fetales que entregan apoyo a los padres y familias que están pasando por difíciles momentos debido a embarazos de alto riesgo con potencial riesgo vital del niño que está por nacer, malformaciones congénitas y cualquier complicación perinatal.