SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Noticia

Hepatitis: qué tipos existen y cómo prevenir esta enfermedad

Son cinco los virus que provocan esta patología que afecta al hígado de manera aguda o crónica.
27/07/2020
Hepatitis- Que tipos existen y como prevenir esta enfermedad

En el mundo, son millones las personas que tienen alguno de los tipos de hepatitis, muchos de ellos no lo saben y, por ende, pueden contagiar fácilmente a otros. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 325 millones tiene hepatitis B o C. Además, es la segunda patología infecciosa que causa más muertes en el mundo, luego de la tuberculosis.

Por eso es tan importante dar a conocer las medidas de prevención. Una de las estrategias es la celebración del Día Mundial Contra la Hepatitis, que se conmemora cada 28 de julio.

El Dr. Gabriel Mezzano, gastroenterólogo de Clínica Universidad de los Andes, explica que esta patología corresponde a la inflamación del hígado asociada a la infección provocada por uno de los cinco virus que provocan esta enfermedad: A, B, C, D y E.

Hepatitis A

Se contrae principalmente por la ingesta de agua o alimentos contaminados, o por el contacto directo con personas u objetos infectados. No siempre presenta síntomas, pero si se dan, pueden ser náuseas, vómitos, fatiga, dolor abdominal y malestar general. Además, puede notarse ictericia (color amarillento en la piel y ojos).

Para evitar contraerla, se recomienda el lavado de manos frecuente y el autocuidado con los alimentos y agua que se ingiere. Además de cumplir con la vacunación.

Hepatitis B

Se contagia a través de fluidos corporales: sangre (compartiendo jeringas, por ejemplo), por vía sexual o de la madre al hijo durante el embarazo y parto. Esta infección puede ser grave y crónica, lo que aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades hepáticas.

Puede dar síntomas como malestar general, dolor abdominal, orina de color oscuro e ictericia. Las principales medidas de prevención son la vacunación y el autocuidado.

Hepatitis C

Se contrae por contacto con sangre contaminada y, en menor proporción, por contacto sexual. Su evolución crónica suele ser asintomática hasta que desarrolla daño hepático, el que se manifiesta con malestar general, ictericia, presencia de hemorragias y hematomas, entre otros.

Para evitarla, no se debe exponer a situaciones de riesgo como compartir jeringas, hacerse tatuajes en sitios no seguros, el uso de piercing, promiscuidad sexual.

Hepatitis D

Se contagia por el contacto con sangre u otros fluidos corporales de una persona infectada. Sin embargo, sólo puede infectarse quien además tiene el virus de la hepatitis B. Puede derivar en cirrosis, insuficiencia hepática y cáncer de hígado.

Sus síntomas son similares a los otros tipos, incluyendo desde malestar generalizado, fatiga y problemas gastrointestinales, hasta color amarillento en la piel, pérdida de peso e hinchazón en diferentes partes del cuerpo.

Se puede prevenir evitando conductas de riesgo además de la vacunación contra la hepatitis B.

Hepatitis E

Generalmente causa una infección aguda, no crónica. Se contrae por ingerir agua o alimentos contaminados, por eso la principal medida de prevención es la higiene al momento de comer, como el lavado de manos al manipular los alimentos y comer, además de preferir alimentos cocidos y líquidos envasados al estar en otros países, por ejemplo.

Se manifiesta con malestar general, cansancio, ictericia, orina de color oscuro y dolor en la parte superior del abdomen.

“En un porcentaje menor de los casos, la hepatitis A y B pueden tener un curso agudo grave que puede llegar a la insuficiencia hepática. Una de la medidas más eficaces en la prevención ha sido la implementación de la vacuna en el Programa Nacional de Inmunizaciones de Chile (PNI) que contempla desde el año 2005 la vacunación contra la hepatitis B a partir de los dos meses de vida (dentro de la vacuna Hexavalente) y desde 2019 se agrega una dosis al recién nacido. Además, desde el año 2018 se incorporó una dosis de hepatitis A para los niños de 18 meses en todo el territorio nacional”, afirma el Dr. Mezzano.
Para el resto de la población mayor de 15 años, se sugieren tres dosis de vacuna contra la hepatitis B y para los mayores de tres años, dos dosis contra la hepatitis A para estar protegidos. Existen varias vacunas actualmente en el mercado y son todas igualmente efectivas.

“Además, se recomienda a todos las personas mayores de 45 años la realización, al menos una vez en la vida, de un examen de anticuerpo anti VHC (virus hepatitis C), ya que este permite la pesquisa de una población no diagnosticada susceptible de ser tratada”, concluye el especialista.

Noticias relacionadas

29/07/2019

Hepatitis: una enfermedad silenciosa y que sí es posible prevenir

En algunos casos, se puede evitar con vacuna, pero para los demás, solo con autocuidado.

Ver más
30/03/2020

Continuamos atendiendo en condiciones seguras

Revisa las medidas de prevención que hemos adoptado para seguir ofreciendo la atención que nuestros pacientes necesitan en Centro Médico, Urgencia y Hospitalización.

Ver más