The specified form no longer exists or is currently unpublished.
Mi Clínica UANDES

Contacto

Avda. Plaza 2501, Las Condes, Santiago. Chile

Mesa Central (56) 22 618 3000

Reserva de Horas (56) 22 618 3100

Rescate (56) 22 826 1111

contacto@clinicauandes.cl

Mi Clínica UANDES

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Clínica Universidad de los Andes / Médicos y Especialidades / Diccionario Médico / Detalle Diccionario Médico

Hepatitis A

La hepatitis A es una infección del hígado que causa inflamación aguda (hepatitis aguda) y en general es autolimitada. Se trasmite principalmente por vía fecal-oral al consumir alimentos o agua contaminados por una persona infectada que las elimina por vía fecal.

La mayoría de los casos son leves y la persona se recupera completamente sin quedar con secuelas ni riesgos futuros. Sin embargo, en algunos casos puede ocasionar una enfermedad que dure algunos meses y raramente produce un daño que afecte el funcionamiento del hígado en poco tiempo (insuficiencia hepática aguda grave) con riesgo de mortalidad.

  • Comer alimentos manipulados por alguien con el virus que no se lavó bien las manos después de ir al baño
  • Tener relaciones sexuales con alguien que tiene el virus
  • Realizar viajes a zonas o países con mayor frecuencia de esta enfermedad (endemia)
  • No estar vacunado (inmunizado). Esta vacuna se incorporó en forma garantizada al Programa Nacional de Inmunizaciones desde el año 2018.

La vacuna es la principal medida de prevención. Se recomienda vacunar a todos los niños a los 18 meses según el calendario nacional de inmunizaciones, esto fue implementado desde el 2018 en Chile. También se recomienda para aquellas personas que no la recibieron o no cuentan con el antecedente de haber tenido hepatitis A, y para viajeros a zonas de mayor frecuencia de la infección (endemia).

El diagnóstico se hace con el cuadro clínico y exámenes de sangre (pruebas hepáticas y serología de hepatitis A). Se requiere hacer seguimiento de la evolución por un médico para definir la resolución y no complicación del cuadro.

Los signos y síntomas de la hepatitis A, generalmente, aparecen después de algunas semanas de haberse infectado con el virus.  En los niños, suele ser asintomática o tener síntomas inespecíficos sugerentes de un cuadro viral y, en la mayoría de los adultos (70%), puede tener un cuadro de hepatitis con los síntomas que se describen a continuación:

  • Fatiga
  • Náuseas y vómitos repentinos
  • Dolor o malestar abdominal alto, especialmente en la parte superior derecha debajo de las costillas inferiores (en la zona del hígado)
  • Evacuaciones intestinales de color arcilla
  • Pérdida de apetito
  • Fiebre
  • Orina de color oscuro
  • Dolor articular
  • Color amarillento en la piel y en la parte blanca de los ojos (ictericia)
  • Picazón intensa

Estos síntomas pueden ser relativamente leves y desaparecer en pocas semanas. 

No existen tratamientos específicos para la hepatitis A. Sin embargo, se recomienda manejar los síntomas que más molestias producen al paciente, por ejemplo:

  • Hidratarse bien
  • Comer a tolerancia
  • No beber alcohol
  • Realizar un descanso (reposo) según la evolución de la fatiga
  • No suspender fármacos crónicos que requiera el paciente por enfermedades que no se deban suspender, pero evitar fármacos innecesarios

El organismo eliminará el virus de la enfermedad después de un tiempo. 

DICCIONARIO MÉDICO

Enfermedades y Tratamientos

Ver todas
Reserva de hora