The specified form no longer exists or is currently unpublished.
Mi Clínica UANDES

Contacto

Avda. Plaza 2501, Las Condes, Santiago. Chile

Mesa Central (56) 22 618 3000

Reserva de Horas (56) 22 618 3100

Rescate (56) 22 826 1111

contacto@clinicauandes.cl

Mi Clínica UANDES

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Clínica Universidad de los Andes / Médicos y Especialidades / Diccionario Médico / Detalle Diccionario Médico

Úlcera Péptica (Gástrica y Duodenal)

Una úlcera péptica es una herida abierta en la mucosa que recubre el estómago, el esófago o el duodeno. Las úlceras pépticas ubicadas en el estómago, se denominan úlceras gástricas y se caracterizan por la presencia de dolor o ardor en el estómago. Sin embargo, algunos son asintomáticos.

Este tipo de úlceras ocurren cuando los ácidos que ayudan a digerir los alimentos dañan el estómago y sus causas más comunes incluyen la infección producida por la bacteria Helicobacter pylori, que infecta aproximadamente al 50% de la población mundial, y el uso prolongado de medicamentos como los analgésicos antiinflamatorios (Por ejemplo: ibuprofeno o la aspirina).

Haz click aquí para reservar hora con los especialistas que tratan esta enfermedad

El síntoma principal de las úlceras gástricas es el dolor y/o ardor de estómago y en ocasiones, este síntoma característico se ve acompañado de:

  - Sensación de saciedad e hinchazón

  - Disminuye con las comidas

  -  Intolerancia a comidas grasosas

  - Nauseas.

En ocasiones menos frecuentes se presentan síntomas graves como:

  - Vómitos, que en ocasiones están acompañados de sangre

  - Sangre oscura en las heces, heces negras o aceitosas

  - Problemas para respirar

  - Sensación de desmayo

  - Pérdida de peso repentino

  - Cambios en el apetito

Las causas más comunes de las úlceras pépticas son:

Infección con la bacteria Helicobacter pylori, que afecta aproximadamente al 50% de la población mundial. Sin embargo, solo el 10 o 20% de las personas infectadas desarrollan a lo largo de su vida una úlcera péptica en el estómago o duodeno. Esta bacteria, produce gastritis, produciendo una úlcera principalmente duodenal.

El uso prolongado de medicamentos analgésicos y antiinflamatorios produce gastritis y favorece principalmente la producción de ulcera gástrica.

Además, existen factores de riesgo como el tabaquismo y el alcoholismo. Cabe destacar, que el estrés y la comida picante no causan úlceras pépticas, pero empeoran los síntomas.

Para diagnosticar al paciente con úlceras pépticas se realiza una endoscopía digestiva alta.

Las úlceras pépticas deben ser tratadas, porque de no ser así empeorarán. El tratamiento dependerá de la causa, pero por lo general incluye antibióticos para eliminar la bacteria Helicobacter pylori, cambiar hábitos como dejar de ingerir medicamentos como analgésicos y antiinflamatorios, dejar de fumar y de beber alcohol.

Se recomiendan otros medicamentos que podrían reducir los síntomas de las úlceras gástricas como:

Inhibidores de la bomba de protones: estos medicamentos bloquean la producción de ácido en el estómago y promueven la curación.

Antiácidos: estos neutralizan el ácido estomacal y brindan un alivio rápido del dolor. Sin embargo, no son capaces de curar las úlceras.

Es necesario, realizar un seguimiento después del tratamiento. Principalmente las ulceras gástricas, donde siempre debe descartarse el cáncer gástrico.  

Reserva de hora