Clínica Universidad de los Andes / Médicos y Especialidades / Diccionario Médico / Detalle Diccionario Médico

Depresión postparto

La depresión postparto es la que se da en una mujer luego de dar a luz y se puede presentar poco después del parto o hasta un año más tarde.

La mayor parte del tiempo ocurre dentro de los primeros tres meses después de nacido el hijo.

Para ser catalogado como depresión postparto, los síntomas deben durar, a lo menos, dos semanas e ir de moderados a intensos.

Los síntomas de la depresión postparto pueden variar de una mujer a otra y suelen ser los siguientes:

  • Tristeza sin motivo concreto y llanto frecuente

  • Melancolía

  • Ánimo deprimido y cansancio

  • Insomnio

  • Cambios en la conducta alimentaria (pérdida del apetito o comer mucho)

  • Sentimiento de culpa o vergüenza

  • Sentimiento de incapacidad de satisfacer las necesidades del lactante

  • Cambios de humor e irritabilidad

  • Dificultad para vincularse con el recién nacido

  • Incapacidad de sentir placer

  • Tendencia a aislarse del resto de la familia y amigos

  • Pérdida de interés por actividades que antes se disfrutaba

  • Disminución de la capacidad de pensar con claridad, concentrarse o tomar decisiones

Se desconocen las causas exactas de la depresión postparto, sin embargo, existen algunos factores de riesgo que favorecen la aparición de esta patología. Estos son:

  • Tener antecedentes personales o familiares de depresión o trastornos del ánimo y haber tenido depresión postparto anteriormente. Se incluye tener madres y hermanas que hayan padecido de depresión postparto.

  • Mujeres que sufren de trastorno disfórico premenstrual, ya que son vulnerables a presentar sintomatología depresiva ante los cambios en las hormonas reproductivas que se producen en el posparto.

  • Experimentar acontecimientos estresantes durante el embarazo, tales como enfermedad o muerte de un familiar, parto difícil o de emergencia, embarazo no deseado, problemas de vivienda, entre otros.

  • Haber vivido situaciones de abuso o violencia tanto en la infancia como en la adultez, especialmente aquellas mujeres expuestas a maltrato de pareja durante el embarazo.

  • Tener rasgos de personalidad extremos, como elevada inestabilidad emocional, baja autoestima o excesivo perfeccionismo, entre otros.

  • Que el recién nacido tenga alguna enfermedad.

En Clínica Universidad de los Andes utilizamos terapias psicológicas para el tratamiento de esta enfermedad, y en algunos casos, se complementa con el uso de fármacos antidepresivos, los que deben ser entregados por médicos de la unidad de Psiquiatría Adulto.

DICCIONARIO MÉDICO

Enfermedades y Tratamientos

Ver todas
Reserva de hora