The specified form no longer exists or is currently unpublished.
Mi Clínica UANDES

Contacto

Avda. Plaza 2501, Las Condes, Santiago. Chile

Mesa Central (56) 22 618 3000

Reserva de Horas (56) 22 618 3100

Rescate (56) 22 826 1111

contacto@clinicauandes.cl

Mi Clínica UANDES

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Clínica Universidad de los Andes / Médicos y Especialidades / Diccionario Médico / Detalle Diccionario Médico

Gota

La gota es una forma de artritis por cristales que afecta mayormente a los hombres. En su inicio se caracteriza por ataques repentinos e intensos de dolor, hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en las articulaciones, con frecuencia en la articulación que se encuentra en el dedo gordo del pie, pero también puede afectar al tobillo o la rodilla.

Datos Numéricos

Es probable que el dolor sea más grave dentro de las primeras 4 a 12 horas después de que inicia.

Haz click aquí para reservar hora con los especialistas que tratan esta enfermedad

Al inicio, los síntomas de la gota son repentinos, y a menudo ocurren por la noche. Algunos de ellos son:

Dolor articular intenso: muchas veces afecta la articulación del dedo gordo del pie, pero también se ven afectados los tobillos, rodillas, muñecas, codos y dedos de las manos.

Molestia persistente: puede durar algunos días o semanas. Es probable que los ataques posteriores duren más tiempo y afecten más articulaciones.

Inflamación y enrojecimiento: las articulaciones afectadas se hinchan, se vuelven sensibles, se calientan y enrojecen.

La gota se produce por la sobresaturación y acumulación de cristales de monourato sódico que generan una cascada inflamatoria en la articulación, produciendo inflamación y dolor intenso. Estos cristales de urato se asocian frecuentemente a niveles altos de ácido úrico en la sangre, sobretodo producto de una dieta desordenada.

Tratamiento dietario: Organizar y guiar una buena alimentación pobre en purinas.

Tratamiento farmacológico: Está enfocado en el manejo de los ataques agudos y prevenir ataques futuros. Puede incluir:

Antiinflamatorios no esteroides (AINE)

Colquicina.

Corticoesteroides.

Medicamentos que bloquean la producción de ácido úrico como el Alopurinol.

Medicamentos que facilitan la eliminación del ácido úrico.

Reserva de hora