The specified form no longer exists or is currently unpublished.
Mi Clínica UANDES

Contacto

Avda. Plaza 2501, Las Condes, Santiago. Chile

Mesa Central (56) 22 618 3000

Reserva de Horas (56) 22 618 3100

Rescate (56) 22 826 1111

contacto@clinicauandes.cl

Mi Clínica UANDES

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Clínica Universidad de los Andes / Médicos y Especialidades / Diccionario Médico / Detalle Diccionario Médico

Hígado graso

Es la acumulación excesiva de grasa e inflamación del hígado. Se produce de manera paulatina a lo largo de los años y es una enfermedad en general asintomática. Es muy frecuente, afecta a 1 de cada 3 personas en el mundo y es especialmente más agresivo en algunas áreas como Latinoamérica.

Puede progresar a fibrosis, cirrosis o cáncer al hígado.

Existen dos tipos:

  1. Hígado graso no alcohólico o asociado a enfermedad metabólica
  2. Hígado graso por abuso de alcohol u otras enfermedades.

Existen muchas personas que tienen ambos componentes.

Los principales factores de riesgo para hígado graso no alcohólico son:

  • Sobrepeso y obesidad (especialmente la grasa de distribución alrededor del abdomen)
  • Diabetes, prediabetes y resistencia a la insulina
  • Dislipidemia (triglicéridos y colesterol alto)
  • Sedentarismo
  • Hábitos alimentarios poco saludables (alto en alcohol, azúcares, grasas saturadas y carnes rojas, y bajo en verduras, frutas, legumbres y frutos secos)

Se recomienda:

  • Mantener hábitos saludables con estilo de alimentación sana y equilibrado
  • Realizar actividad física rutinaria
  • Evitar el consumo excesivo de alcohol
  • Estudiar en forma dirigida a pacientes con factores de riesgo y tratar a tiempo
  • Educar a los pacientes

El diagnóstico se realiza en pacientes con factores de riesgo con la presencia de hígado graso por alguna imagen abdominal con o sin alteración de las pruebas hepáticas. En el diagnóstico es importante descartar otras enfermedades y, por esto, es muy importante la evaluación médica.

En general, quienes padecen hígado graso son asintomáticos y se diagnostica por un hallazgo por otros estudios o en la búsqueda activa en pacientes con factores de riesgo. Solo en fase de cirrosis puede dar síntomas o cuando presenta un cáncer hepático. 

El tratamiento para hígado graso consiste en:

  • Manejar las condiciones asociadas como el sobrepeso, obesidad y la alteración de la glicemia (azúcar en la sangre) y grasas
  • Realizar cambios en el estilo de vida
  • Baja de peso significativa y mantenida en aquellos con exceso de peso
  • El ajuste del patrón de alimentación con disminución del aporte calórico en aquellos con malos hábitos alimentarios y con especial énfasis en la dieta mediterránea, que ha demostrado muchos beneficios.
  • El ejercicio rutinario según las preferencias y condiciones del paciente
  • Aquellos con obesidad refractaria a la baja de peso es ideal se incorporen a un programa multidisciplinario de manejo, como nuestro Programa de hígado graso metabólico o el Programa de obesidad y diabetes.
  • Bajo ciertos criterios, la cirugía bariátrica y otros métodos menos invasivos han demostrado beneficio. 
  • El trasplante hepático puede ser necesario si la enfermedad se encuentra en etapa de cirrosis avanzada y cumple con los criterios de indicación.

Es una enfermedad de múltiples causas en su origen por lo cual requiere un enfoque multidisciplinario con la participación de gastroenterólogos, hepatólogos, nutriólogos, diabetólogos, nutricionista, kinesiólogos, psiquiatras, cirujanos bariátricos y digestivos según las necesidades de cada paciente.

Hepatólogos

Fabiola Castro

Lorena Castro

Gabriel Mezzano


Gastroenterólogos

Rodrigo Quera

Paulina Núñez

Andrea Córdova

Carolina Heredia

Cristián von Mühlenbrock

Ismael Correa

Raúl Araya

Tatiana Vujcic

Reserva de hora