The specified form no longer exists or is currently unpublished.
Mi Clínica UANDES

Contacto

Avda. Plaza 2501, Las Condes, Santiago. Chile

Mesa Central (56) 22 618 3000

Reserva de Horas (56) 22 618 3100

Rescate (56) 22 826 1111

contacto@clinicauandes.cl

Mi Clínica UANDES

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Clínica Universidad de los Andes / Médicos y Especialidades / Diccionario Médico / Detalle Diccionario Médico

Pubertad precoz

La pubertad es el período de transición entre la niñez y la adultez. En este período un niño o una niña adquieren caracteres sexuales secundarios y capacidad reproductiva.

Cuando estos cambios comienzan antes de los 8 años en las niñas y antes de los 9 años en los niños, se considera una pubertad precoz.

Esta alteración comprende también, un crecimiento estatural acelerado, cierre temprano de los cartilagos de crecimiento y talla baja final. La adquisición de la capacidad reproductiva también es precoz.

En un 95% de los casos la pubertad precoz tiene un origen desconocido y es más frecuente en mujeres.

Los síntomas más frecuentes de la pubertad precoz en niñas son:

  • Desarrollo del botón mamario antes de los 8 años.
  • Desarrollo mamario progresivo.
  • Aceleración del crecimiento.
  • Vello púbico y vello axilar precoz .
  • Acné.
  • Menstruación temprana.

Los síntomas más frecuentes de la pubertad precoz en niños son:

  • Aumento del tamaño de los testículos y del pene antes de los 9 años.
  • Aceleración del crecimiento.
  • Aumento de musculatura.
  • Vello facial y corporal.
  • Acné.
  • Cambio y agravamiento de la voz.

En el 95% de los casos el origen de la pubertad precoz es desconocido. Sin embargo, deben descartarse causas como enfermedades de la hipófisis, del sistema nervioso central, glándulas suprarrenales o de las gonadas (ovarios o testículos).

Existen factores de riesgo como ser del sexo femenino, obesidad, estar expuesto a hormonas sexuales, tener enfermedades o haber recibido radioterapia del sistema nervioso central.

Para diagnosticar la pubertad precoz, el médico revisará la historia clínica del niño y de su familia, realizará un examen físico y recomendará análisis de sangre para medir los niveles hormonales. Se realizará una  radiografía de edad ósea de mano y en las niñas ecografía ginecológica (vía abdominal).

El tratamiento para la pubertad precoz tiene por objetivo evitar el desarrollo a una edad inadecuada con cierre precoz de los cartílagos de crecimiento (que determinará una talla adulta baja) y trastornos en la adaptación psicosocial por inmadurez del niño o niña. La pubertad precoz se trata con medicamentos inyectables que suprimen la actividad del eje de la pubertad y se mantienen hasta que el niño o niña alcance la edad normal de la pubertad.

Reserva de hora