SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Acromegalia

La acromegalia es una enfermedad poco frecuente del sistema endocrino en donde existe un exceso de producción de la hormona del crecimiento (GH) en la hipófisis. 

La hipófisis es una glándula endocrina que produce varias homonas, como tiroestimulante, prolactina y hormona de crecimiento, entre otras.

El exceso de la hormona del crecimiento en los niños produce crecimiento excesivo (gigantismo), pero en los adultos ocurre engrosamiento de los huesos, incluyendo los de las manos, pies y cráneo, junto con engrosamiento de tejidos blandos como nariz, lengua y otros.

Los casos se presentan en personas de mediana edad y su diagnóstico se realiza varios años después del inicio de los síntomas, ya que estos se manifiestan de forma lenta y progresiva.

Los síntomas más frecuentes de la acromegalia incluyen:

Agrandamiento de manos y pies.

Alteración de rasgos faciales. 

Dientes con grandes espacios. 

Sudoración excesiva y de mal olor.

Agrandamiento del corazón.

También se podrían presentar:

Dolor de cabeza

Alteración de campo visual

Diabetes mellitus II

Hipertensión arterial

Arritmias cardíacas

La acromegalia es causada por la producción excesiva de la hormona del crecimiento. La hipófisis es la encargada de producir diferentes hormonas, entre estas la hormona del crecimiento (GH). 

Cuando la hormona del crecimiento llega a la sangre, el hígado produce el factor de crecimiento tipo insulínico I (IGF-I), lo que estimula el crecimiento de los huesos y otros tejidos. Sin embargo, cuando existe un exceso de la hormona del crecimiento, existirá una cantidad excesiva de IGF-I, lo que causa un crecimiento anormal de los tejidos blandos y del esqueleto. 

Por lo general, la causa más común de la producción excesiva de la hormona del crecimiento es la presencia de un tumor hipofisiario. Sin embargo, también se puede deber a tumores en otras partes del cuerpo, como los pulmones y el páncreas. 

En Clínica Universidad de los Andes contamos con un equipo multidisciplinario de expertos dedicados al diagnóstico y tratamiento de desórdenes hormonales de diferente índole, que son consecuencia de inflamaciones o tumores de las glándulas endocrinas.

El médico evaluará la historia clínica del paciente y realizará una exploración física detallada. Además, recomendará la realización de test que mida la respuesta de hormona del crecimiento y una resonancia magnética hipofisiaria. 

El tratamiento es, en general, quirúrgico y consiste en una cirugía transesfenoidal, procedimiento en que se extrae el tumor pituitario a través de la nariz. Se puede asociar también con medicamentos para disminuir la secreción o acción de hormona de crecimiento y eventualmente radioterapia.