SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Bocio

El bocio es el aumento del tamaño de la glándula tiroides. Esta es la afección más frecuente de la glándula y la causa más común mundialmente siempre ha sido el déficit de yodo en la dieta. Sin embargo, en países en los que la sal está yodada como en Chile, el bocio se debe principalmente a patología autoinmune de la glándula tiroides, con la consiguiente sobreproducción o subproducción de hormonas tiroideas o a nódulos en la glándula misma.

El tratamiento dependerá del tamaño del bocio, de los síntomas y la causa. Por lo general, los bocios no son grandes y no producen síntomas o dolor. Sin embargo, un bocio gigante podría causar obstrucción parcial de la vía aérea con síntomas respiratorios altos como tos y dificultad para tragar. 

Haz click aquí para reservar hora con los especialistas que tratan esta enfermedad

Cabe destacar, que el bocio no siempre presenta síntomas. Pero, cuando estos se presentan pueden incluir:

- Evidente hinchazón en la base del cuello.

- Sensación de tener la garganta oprimida.

- Tos o ronquera.

- Dificultad para tragar.

- Ahogo.  

El aumento anómalo del tamaño de la glándula tiroides puede ser causado por:

Deficiencia de yodo: en muchos países la deficiencia de yodo aún sigue siendo la principal causa de bocio y de hipotiroidismo. En Chile, donde se añade yodo a la sal, la falta de yodo en la dieta no suele ser la causa de los bocios.

Enfermedad de graves: esta es una patología autoinmune, en donde se generan anticuerpos que estimulan anormalmente la función de la tiroides, que, causando un exceso de producción de tiroxina, con el consiguiente hipertiroidismo y crecimiento anormal de la glándula (bocio).  

Tiroiditis de hashimoto o tiroiditis linfocitaria crónica: Esta condición, se podría ver cómo el contrario de la enfermedad de Graves. Aquí se producen anticuerpos que bloquean la acción de la tiroides, produciendo disminución de la producción de tiroxina e Hipotiroidismo. En estos casos, el aumento del tamaño de la tiroides es por inflamación (infiltración linfocitaria) y por aumento de la Hormona estimulante de Tiroides (TSH), producida por la glándula hipofisaria del cerebro para compensar la hipofunción causada por los anticuerpos.  

Bocio multinodular: en estos casos se forman varios nódulos (sólidos, quísticos o mixtos en ambos lados de la tiroides que ocasionan el agrandamiento general de esta).

Nódulos tiroideos solitarios: se forma solo un nódulo en la tiroides. Por lo general, son asintomáticos. Pero pueden producir exceso de hormonas tiroideas o tener riesgo de malignización.

Cáncer de tiroides: un cáncer podría ser la causa de aumento de tamaño de la glándula tiroides, al producirse uno o varios nódulos.  

Embarazo: durante el embarazo se produce la hormona gonadotropina coriónica humana. Esta hormona podría provocar un agrandamiento de la tiroides.

Tiroiditis subaguda: es una afección inflamatoria que puede causar hinchazón y dolor de la tiroides. Generalmente se produce por causa viral y puede generar disminución o un aumento de la hormonas tiroideas en sangre. Es autolimitada y benigna. 

El médico por medio de un examen físico podría detectar si existe un agrandamiento de la tiroides o la presencia de nódulos. Sin embargo, el estándar para visualización de la tiroides es la ecografía tiroidea. Esta me puede medir tamaño tiroides, sus lóbulos e itsmo, además ver la presencia y características de nódulos, si los hay. También se realiza medición de hormonas tiroideas en sangre venosa para ver cómo está la función de la glándula.  

El tratamiento dependerá del tamaño del bocio, sus síntomas y las causas que lo provocaron. Cuando el bocio es pequeño y no genera mayores problemas, el medico podría sugerir observar y controlar la evolución del bocio.

Si el paciente presenta hipotiroidismo (bajos niveles de la hormona tiroxina) se recetará levotiroxina para compensar este déficit y disminuir la liberación de la hormona estimulante de la tiroides de su glándula hipofisaria, que podría disminuir significativamente el tamaño del bocio. Por otra parte, el hipertiroidismo (altos niveles de la hormona tiroxina) también necesita la ingesta de medicamentos para normalizar los niveles hormonales.

Si existe tiroiditis, el medico recomendará al paciente la ingesta de antiinflamatorios o corticoesteroides para tratar la inflamación.

Cuando el bocio es grande, incómodo y causa dificultades para comer o respirar. Se recomienda una tiroidectomía total o parcial. En este procedimiento quirúrgico se extirpa total o parcialmente la glándula de la tiroides. Esta cirugía también se realiza cuando el paciente tiene cáncer de tiroides.

En pacientes con Hipertiroidismo (exceso de secreción de hormonas tiroideas) secundario a una enfermedad de graves, se recomienda la ingesta de yodo radioactivo, para disminuir el tamaño del bocio.