SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Caries

En Chile, el 62% de los niños mayores de 12 años tiene caries.

Las caries son zonas dañadas en la superficie de los dientes, y se producen por múltiples factores, entre los que destacan una higiene bucal deficiente. Cuando ingerimos alimentos, lo más recomendable es tener un cepillado adecuado combinado con el uso de seda dental, ya que es la mejor manera de prevenir que los gérmenes actúen y produzcan caries y/o otras infecciones. 

El diagnóstico y tratamiento oportuno es fundamental, ya que, si no se tratan a tiempo, puede producir infecciones y patologías graves, que pueden llegar incluso a la pérdida de dientes. En ese contexto, la mejor medida de prevención es una buena higiene bucal y asistir a controles periódicos al dentista como una manera de prevenir su aparición.

Durante la sesión con el odontólogo también se podrán evaluar otros factores como una dieta adecuada y condiciones preexistentes de los dientes que faciliten la aparición de caries

Una caries pequeña por lo general no presenta síntomas. En la medida que crecen, produce algunas complicaciones como:

  • Sensibilidad de los dientes
  • Molestia e incluso dolor al ingerir alimentos dulces, calientes o fríos.
  • Dolor espontáneo
  • Manchas y cavidades en la superficie del diente
  • Formación y acumulación de placa bacteriana, que se produce generalmente al no tener una correcta higiene bucal. Las bacterias de la placa adheridas al diente crean ácidos que dañan los dientes, lo que favorece la aparición de caries en niños y adultos.
  • Disminución de saliva: quienes tienen menor secreción salival tienen más posibilidades de presentar caries, ya que la saliva minimiza las bacterias y fortalece los dientes. Esta condición se puede presentar por consumo de algunos medicamentos, enfermedades autoinmunes y otras,
  • La incidencia de caries será mayor o menor, dependiendo de la composición y calidad de esmalte de los dientes. Además, muchas veces la forma del diente y la presencia de restauraciones (tapaduras) defectuosas permite la acumulación de placa bacteriana y mayor riesgo de caries dental.

Diagnóstico, prevención y educación en técnicas de higiene. Obturaciones, tratamientos rehabilitadores en base a coronas y otros.