SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Degeneración Macular

La degeneración macular relacionada con la edad (DMRE), es una enfermedad ocular que afecta a la mácula, zona central de la retina encargada de la visión central y de detalles. Esto ocurre por la acumulación de un pigmento retinal (lipofucsina) y el crecimiento de un grupo de vasos sanguíneos que exudan fluidos y sangre, los que pueden formar un tejido fibroso, produciendo pérdida de la visión para leer, escribir y visualizar detalles.

La DMRE es la causa más frecuente de pérdida de visión irreversible en mayores de 60 años y afecta a más del 25% de los mayores de 80 años. La primera manifestación visible son las drusas, que consiste en la acumulación de productos provenientes de la degradación incompleta de la digestión de segmentos de fotorreceptores por el epitelio pigmentario.

La degeneración macular se puede presentar en dos formas clínicas:

Atrófica o seca: consiste en la atrofia de fotorreceptores y epitelio pigmentario. Es el tipo más frecuente y es de comienzo insidioso, y progresa lentamente, pudiendo tardar años en desarrollarse.

Neovascular o húmeda: consiste en la aparición de vasos sanguíneos que crecen debajo de la retina, produciendo la pérdida repentina y brusca de la visión central, y corresponde al 10% de los casos de degeneración macular.

Los síntomas de la degeneración macular, por lo general, se desarrollan gradualmente y sin dolor. Pueden incluir:

Distorsiones visuales como, por ejemplo, líneas rectas que parecen dobladas.
Reducción de la visión central en uno o ambos ojos.
Necesidad de mucha luz para leer o realizar actividades minuciosas.
Dificultad para adaptarse a niveles bajos de luz.
Disminución de la intensidad o del brillo de los colores.
Dificultad para reconocer rostros.

La causa de la degeneración macular es desconocida. Esta enfermedad se desarrolla a medida que los ojos envejecen y se ve afectada la mácula (parte de la retina responsable de una visión clara). Sin embargo, existen factores de riesgo tales como la edad, la genética, el tabaquismo y la obesidad abdominal.

En Clínica Universidad de los Andes contamos con un completo equipo de especialistas para responder y solucionar todos los problemas oftalmológicos de nuestros pacientes adultos y pediátricos. Además, trabajamos en conjunto con la Fundación Oftalmológica de Los Andes (FOLA) para brindar la mejor experiencia a nuestros pacientes con enfermedades de la visión. La FOLA es una institución de larga trayectoria y prestigio nacional e internacional en el campo clínico, académico y quirúrgico, con más de 30 años de experiencia en la resolución integral de patologías oftalmológicas.

El oftalmólogo revisará la historia clínica del paciente, sus antecedentes familiares y realizará un examen completo de los ojos. Además, se podría recomendar la realización de una angiografía retinal y una tomografía óptica para confirmar o descartar la degeneración macular.

La degeneración macular atrófica o seca no tiene tratamiento. En tanto, la de tipo neovascular o húmeda, que genera dificultades visuales mayores, se puede tratar aplicando inyecciones de antiangiogénicos intravitreas (dentro del ojo) que permiten la estabilización o la mejoría de la visión en la mayoría de los pacientes. Este procedimiento se realiza de manera ambulatoria y puede requerir de inyecciones seriadas.

La degeneración macular relacionada a la edad es la causa más frecuente de pérdida de visión irreversible en mayores de 60 años.