SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Desgarros musculares

El desgarro de músculo es la pérdida de continuidad de las fibras musculares o del tejido muscular. Esta afección se caracteriza por un dolor puntual que aumenta de intensidad con el más mínimo movimiento.

La gran mayoría de las patologías musculares son de origen traumático y se relacionan con la actividad deportiva. Aproximadamente el 30% de las lesiones en las que se indica reposo de entrenamiento y competencia deportiva afectan a los músculos.

Generalmente, el desgarro muscular ocurre durante actividades deportivas. Sin embargo, también puede producirse al levantar objetos pesados, causando un tirón muscular de espalda o el desgarro muscular de un brazo.

Las lesiones más frecuentes son los gemelos y sóleo en la pantorrilla, cuádriceps e isquitobiales en el muslo y paravertebrales de la espalda.

  • Aparición brusca. Sensación de “piedrazo”
  • Zona puntual del músculo dolorosa. Empeora con el movimiento
  • Músculo tenso
  • Hinchazón alrededor de la lesión
  • Hematoma

El mecanismo más frecuente de desgarro es por distención o elongación forzada, en que el músculo no es capaz de soportar la fuerza a la que es sometido. El ejemplo clásico es el tirón al correr o saltar. Este tipo de lesión está asociada a fatiga muscular, periodos de descanso insuficientes, deshidratación y a insuficiente preparación precompetitiva.

El otro mecanismo es una contusión, un golpe directo la masa muscular que provoca una rotura irregular en el músculo. En general este mecanismo provoca más inflamación y es de más difícil resolución que el por distención. mecanismos de distensión o tensión del músculo caracterizadas por la presencia de un tirón al correr o saltar y generalmente, ocurre en cuádriceps o isquiotibiales.