SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Esguinces o roturas de ligamentos

Un esguince es una lesión de ligamento o un conjunto de ellos. Los ligamentos son estructuras fibrosas que mantienen estables las articulaciones. Estos están formados por resistentes fibras de colágeno, pero si se fuerzan demasiado y el movimiento es brusco y excesivo, se podrían romper o estirar por sobre el límite de su capacidad, lesionándose y produciendo dolor, hinchazón y eventualmente inestabilidad en la articulación.

Los tipos de esguinces se clasifican en ejercicio de su gravedad:

  • Los esguinces grado 1 ocurren por una distensión (estiramiento) del ligamento. La zona estará visiblemente hinchada y el dolor podría variar.
  • Los esguinces grado 2, ocurren por una rotura parcial de las fibras. Además, existe dificultad para realizar movimientos normales y el dolor es intenso.
  • Los esguinces grado 3 ocurren por una rotura total del ligamento, lo que generará aumento de volumen, impotencia funcional importante e inestabilidad de la articulación.

Los esguinces suelen afectar al tobillo, la rodilla, dedos y la muñeca.

Estas lesiones son muy comunes en deportes de salto, trote con cambio de dirección y en los que hay contacto con contrincante o balón, como el fútbol, básquetbol, vóleibol, taekwondo y judo.

  • Dolor articular
  • Hinchazón
  • Limitación para mover la articulación.
  • Coloración morada o hematoma alrededor de la articulación

Los esguinces se producen por un movimiento antinatural en una articulación, generalmente secundario a una caída, una torsión brusca o un golpe que implique la pérdida de la posición normal de una articulación. El ligamento se estira más allá de su capacidad.

Los esguinces son más comunes en el tobillo, la rodilla, la muñeca y en los dedos de las manos. Sin embargo, se pueden producir en cualquier otra articulación del cuerpo

Los esguinces de muñeca ocurren por una caída sobre una mano extendida, y los esguinces de dedos por torsiones o golpes directos.

En la rodilla se producen por giros con el pie fijo en el suelo o palancas provocadas por un golpe de contrincante.

Los esguinces de tobillo se deben a torsiones forzadas de este, al realizar un cambio de dirección, apoyo en superficie irregular o resbalosa, o al caer con mal apoyo tras un salto.

El diagnóstico de un esguince dependerá del tipo de lesión y su gravedad. Por lo general se debe realizar una radiografía para descartar lesiones asociadas. Algunos casos específicos se estudian con Ecografía o Resonancia Magnética.

Los ligamentos pueden cicatrizar, y la mayoría de ellos se puede manejar de manera conservadora con inmovilización funcional y kinesiterapia. Algunos casos específicos requerirán cirugía para reparación o reconstrucción del ligamento lesionado.