SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Incontinencia Urinaria

La incontinencia urinaria (pérdida del control de la vejiga), es un problema frecuente y que a menudo causa vergüenza. La intensidad abarca desde perder orina cuando toses o estornudas hasta tener una necesidad de orinar tan repentina y fuerte que no se alcanza a llegar al baño. Ocurre con mayor frecuencia según las personas envejecen.

1 de cada 3 mujeres ha sufrido de incontinencia urinaria.

En el 90% de los casos, se soluciona instalando una malla sintética. 

Más del del 40% de las mujeres sobre 55 años tienen incontinencia urinaria.

 

 

 

Incontinencia de esfuerzo: 

La orina se escapa cuando se ejerce presión sobre la vejiga, o sea al estornudar, toser, reír, hacer ejercicio o levantar algo pesado.

Incontinencia de urgencia: 

Necesidad repentina e intensa de orinar. Pérdida involuntaria de orina. Ganas constantes de orinar. 

Incontinencia por rebosamiento: 

Goteo de orina frecuente o constante.La vejiga no se vacía por completo. 

Incontinencia funcional:

Un deterioro físico o mental impide llegar al baño a tiempo.

La incontinencia urinaria no es una enfermedad, sino un síntoma. Puede ser causada por diferentes hábitos, enfermedades de fondo o problemas físicos.

Incontinencia urinaria persistente es causada por problemas físicos o cambios de fondo entre ellos:

Embarazo.

Parto.

Cambios a causa de la edad.

Menopausia.

Histerectomía.

Agrandamiento de la próstata.

Cáncer de próstata.

Trastornos neurológicos.

El tratamiento de la incontinencia urinaria dependerá del tipo de incontinencia, la gravedad y la causa de fondo. Si la enfermedad preexistente es la causante de los síntomas, el médico tratará esa enfermedad primero.

Técnicas conductuales: entrenamiento de la vejiga, orinar dos veces, horarios programados para ir al baño, control de los líquidos y la dieta.

Ejercicios para fortalecer los músculos del suelo pélvico.

Estimulación eléctrica: se introducen electrodos para estimular y fortalecer los músculos del suelo pélvico.

Medicamentos: anticolinérgicos, alfabloqueantes, estrógeno tópico.
Dispositivos médicos

Pesario: es un anillo rígido que puede utilizarse todo el día. Este dispositivo suele utilizarse en mujeres que padecen un prolapso que causa incontinencia.

Terapias intervencionistas: Inyecciones de material de relleno, toxina botulínica tipo A (Botox) y  estimuladores nerviosos. 

Cirugías:

Procedimientos con cabestrillo: ayuda a mantener la uretra cerrada, especialmente cuando toses o estornudas. Es la más utilizada, y de rápida recuperación.

Suspensión del cuello de la vejiga: este procedimiento sostiene la uretra y el cuello de la vejiga.

Esfínter urinario artificial: en los hombres, se implanta un pequeño anillo lleno de líquido alrededor del cuello de la vejiga para mantener cerrado el esfínter urinario hasta estar listo para orinar.

Compresas absorbentes y catéteres:

Compresas y vestimenta protectora.
Catéter.

 

 

GLOSARIO MÉDICO

Enfermedades y Tratamientos

Ver todas