SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Lumbago

Se refiere a la presencia de dolor en la región lumbar, siendo un diagnóstico inespecífico pero muy habitual. Un 80% de los chilenos entre los 18 y 45 años ha consultado al menos una vez al médico debido a una crisis de dolor de espalda o lumbar, lo que convierte a esta patología en una de las más frecuentes, luego de la gripe y las enfermedades respiratorias. Se trata, además, de la principal causa de licencias médicas de más de 7 días. 

El lumbago puede ser agudo o crónico y se puede clasificar en tres categorías: 

1. Lumbago puro: se refiere a la presencia de dolor que se mantiene en la región lumbar, la cual se extiende desde la última costilla a la región glútea. Puede originarse en las estructuras de la columna y agravarse con los movimientos. 

2. Lumbago con irradiación a extremidades inferiores: se trata de un lumbago puro con dolor que se extiende a las extremidades inferiores. Puede ser por compromiso de raíces del nervio femoral o ciático, y la distribución del dolor dependerá del nervio comprometido (por ejemplo, lumbociática). También pude ser un dolor referido por compromiso de elementos de la columna vertebral sin que exista compromiso neurológico. También se le llama facetario, ya que se atribuye su origen más frecuente al compromiso de esas articulaciones. Habitualmente se desencadena o agrava al extender la columna vertebral. 

3. Lumbago atípico: la presencia del dolor es por un patrón que no sigue ninguno de los tipos descritos anteriormente. Su causa puede ir desde enfermedades graves subyacentes (tumores, infecciones o dolor referido de otros órganos) a trastornos no orgánicos potenciados por trastornos emocionales o tensionales. 

·       Dolor 

·       Impotencia funcional.  

·       Contractura muscular. 

·       Desviación o deformidad de la espalda. 

El lumbago suele ser de origen multifactorial, donde pueden influir como causas o factores de riesgo: 

·       Un desgarro o contractura de un músculo. 

·       La inflamación en las articulaciones de la columna vertebral. 

·       Hernias discales. 

·       El desgaste de los discos intervertebrales o articulaciones facetarias. 

·       El sobreuso, sobresfuerzo, impacto excesivo y/o carga con técnica inadecuada. 

·       Trastornos posturales. 

·       Edad.  

·       Sedentarismo. 

·       Tabaquismo. 

·       Obesidad. 

·       Condiciones psicológicas. 

El Centro de Columna de Clínica Universidad de los Andes busca prevenir, diagnosticar y ofrecer tratamiento y rehabilitación para pacientes con enfermedades que afectan la columna vertebral. Contamos con un equipo multidisciplinario, conformado por cirujanos de columna, traumatólogos, neurocirujanos, neurólogos, neurorradiólogos, fisiatras, reumatólogos, psicólogos y kinesiólogos, para entregar tratamientos integrales que solucionen de forma definitiva los problemas de columna.  

Nuestro centro cuenta con los más altos estándares de seguridad y equipos de alta tecnología para un óptimo manejo del paciente.

Generalmente, el lumbago se resuelve con analgésicos, antiinflamatorios o kinesioterapia. Sin embargo, se debe investigar más cuando el dolor se produce en reposo, si este persiste más allá de siete días, cuando la persona despierta por el dolor o hay compromiso neurológico (motor) evidente.