SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Luxación e Inestabilidad del Hombro

El hombro es la articulación que se luxa con más frecuencia debido a su gran movilidad y la frecuente exposición a caídas en actividades deportivas o accidentes de tránsito..

Son más frecuentes en hombres jóvenes (20 a 30 años) y adolescentes que realizan actividades físicas con frecuencia. Las posibilidades de sufrir de inestabilidad en el hombro aumentan en pacientes hiperlaxos.

La inestabilidad del hombro más conocida es la unidireccional. Es el tipo de inestabilidad que se produce por traumatismos. Mientras más joven es el paciente, mayor es la posibilidad de quedar con inestabilidad después del primer episodio, eso quiere decir que volverá a presentar luxaciones en el mismo hombro. Cuando esto pasa, el tratamiento es habitualmente quirúrgico. El otro tipo de inestabilidad es la multidireccional. Se presenta en pacientes hiperlaxos, suelen afectarse ambos hombros y los episodios de luxación se producen sin traumatismo y son menos dolorosos. En estos casos el tratamiento es en su mayoría conservador.

Los síntomas de luxación e inestabilidad de hombro son los siguientes:

Hombro visiblemente deformado o fuera de sitio.

Dolor intenso e imposibilidad para mover el hombro.

Bloqueo de la articulación.

Adormecimiento de la articulación y la zona lateral del hombro.

Pérdida de la fuerza.

Hinchazón o hematomas.

Una luxación se produce cuando se realiza una palanca o torsión sobre una articulación y los ligamentos que la mantienen en su posición ceden ante la fuerza. En este caso, en una caída con apoyo en las manos la energía se transmite a través del brazo y se concentra en la articulación, dañando los ligamentos que la mantienen estable.

La otra causa que no se produce con un traumatismo importante es en la presencia de pacientes con  hiperlaxitud, los ligamentos son más laxos y se generan luxaciones o subluxaciones.

El Servicio de Traumatología y Ortopedia de Clínica Universidad de los Andes cuenta con diferentes especialidades, entre estas se encuentra la Medicina Deportiva. Contamos con un equipo altamente especializado y tecnología avanzada, para dar un tratamiento oportuno enfocado en la rehabilitación integral de nuestros pacientes.

El diagnóstico de la luxación e inestabilidad de hombro se realiza habitualmente en el Servicio de Urgencia por medio de un examen físico, por lo general es posible observar una prominencia y un vacío en la zona superior que indica que la cabeza del hombro está fuera de lugar. Sin embargo, para confirmar el diagnóstico se realiza una radiografía o una resonancia magnética. El tratamiento dependerá de la gravedad de la lesión y este puede ser conservador (sin cirugía) o quirúrgico.

El tratamiento conservador incluye fisioterapia que consiste en la realización de ejercicios que estimulan la estabilidad, potencia los músculos, fortalece la articulación, recupera gradualmente el movimiento, la fuerza del hombro y alivia los malestares. La duración de este tratamiento dependerá de cada caso, pero por lo general, dura entre 1 y 3 meses.

Cuando los pacientes no responden al tratamiento conservador o tienen una lesión mayor asociada, se indica el tratamiento quirúrgico que consiste en la reparación de los ligamentos del hombro. Existen técnicas artroscópicas y abiertas.

Cirugía artroscópica: se realiza este tipo de cirugía para reparar las estructuras lesionadas como el labrum, los ligamentos, los tendones. Este procedimiento es mínimamente invasivo.

Cirugía abierta: en este procedimiento se repara el labrum y se coloca un injerto como tope óseo para evitar que la cabeza del hombro continúe saliéndose. Se usa en casos severos o recidivados.