SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Migraña

La migraña corresponde a un dolor en la cabeza que, por lo general, afecta a un solo lado de ésta y se caracteriza por la sensación de un dolor pulsátil e intenso acompañado de náuseas, vómitos, fotofobia o fonofobia.

Las personas que sufren de esta condición pueden presentar ataques que duran horas e incluso días. Y, en ocasiones, el dolor es tan fuerte, que puede ser invalidante e interferir directamente con las actividades cotidianas.

Se estima que las migrañas afectan al 12% de la población, siendo tres veces más frecuente en mujeres que en hombres y según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las migrañas están dentro de las 20 enfermedades más incapacitantes y una de las cefaleas más frecuentes.

Previo a un ataque de migraña la persona afectada podría pasar por diferentes etapas, tales como, pródromo que ocurre uno o dos días antes del ataque y causa estreñimiento, cambios anímicos, antojos de comida o aumento de la sed. También existe la etapa aura, que podría provocar síntomas antes o durante el ataque y por lo general causa fenómenos visuales, hormigueo en brazos o piernas y entumecimiento del rostro o dificultad para hablar.

Durante la migraña los síntomas más frecuentes incluyen:

- Dolor intenso, pulsátil o palpitante en uno o ambos lados de la cabeza

- Sensibilidad a la luz (fotofobia)

- Sensibilidad al sonido (fonofobia)

- Náuseas o vómitos

- Dolor incapacitante

- Irritabilidad

Cabe destacar, que luego de un ataque de migraña las personas podrían pasar por la etapa postdromo y presentar agotamiento, confusión o pérdida de la fuerza.

Las causas de la migraña no son del todo conocidas, sin embargo, se relaciona con factores ambientales y genéticos. La causa del dolor se debe a una vasodilatación de las arterias craneales.

Cabe destacar, que existe una serie de factores que aumentan las probabilidades de sufrir ataques de migraña, tales como cambios hormonales, ingesta de bebidas alcohólicas o con demasiada cafeína, estrés, ansiedad, mal dormir y la ingesta de algunos medicamentos y alimentos podrían provocar y agravar las migrañas.

El diagnóstico se realiza tras una evaluación de la historia clínica del paciente y con un examen neurológico. El tratamiento de la migraña tiene por objetivo aliviar los síntomas y prevenir futuros ataques.

- Medicamentos para aliviar el dolor y los síntomas: este tratamiento es conocido como “tratamiento agudo” y ayuda a detener los síntomas y aliviar el dolor, para esto el médico recetará analgésicos, triptanos, dihidroergotaminas, lasmiditan, ubrogepant, medicamentos opioides o medicamentos contra las náuseas.

- Medicamentos preventivos: para reducir la intensidad, la duración y la frecuencia de las migrañas, el médico podría recetar medicamentos que reduzcan la presión arterial, antidepresivos o anticonvulsivos.

- Inyecciones de botox: este procedimiento poco invasivo consiste en la aplicación mediante inyecciones de toxina botulínica en puntos estratégicos para prevenir la aparición de las migrañas. Este tratamiento tiene una duración aproximada de entre 2 y 3 meses, por lo que se debe repetir constantemente.

- Cirugía: este procedimiento quirúrgico elimina o reduce los síntomas en cerca de un 90% de los casos, consiste en la descompresión de puntos que pueden desencadenar el dolor debido a la irritación nerviosa, distribuidos en las cuatro áreas periféricas de la cabeza. En algunos casos, no en todos, podría ser útil.