Adultos mayores: la automedicación puede enfermar antes que curar

Es muy importante consultar a un médico antes de utilizar cualquier fármaco, por sus efectos secundarios o interacción con otros medicamentos o alimentos.
10/03/2022

Es muy común que, ante un malestar, se consuman fármacos sin haber consultado a un especialista al respecto. Sin embargo, esta práctica puede generar muchos problemas en la salud de las personas mayores.  

Durante el aislamiento social, debido a la pandemia, muchos de ellos postergaron los controles habituales de sus patologías crónicas y, en algunos casos, se vieron expuestos a descompensaciones o al inicio de nuevas enfermedades en este período. 

El Dr. Víctor Cares, geriatra de Clínica Universidad de los Andes, explica que uno de los principales problemas para ellos durante la pandemia fueron los de salud mental, por lo que aumentó el uso de antidepresivos sin evaluación médica, muchos de los cuales pueden provocar efectos secundarios perjudiciales para el paciente, como problemas de memoria, constipación o retención urinaria, en el caso de la amitriptilina, y somnolencias o caídas si se trata de ansiolíticos.

Dentro de los fármacos automedicados por las personas mayores, hay algunos que involucran más riesgosos, por ejemplo, los antinflamatorios, como el ketoprofeno o ketorolaco, ya que a largo plazo pueden causar problemas renales o hemorragias digestivas. “Alguien que tome ketorolaco constantemente, puede generar una herida en el tubo digestivo y eso sangrar, lo que puede terminar en una hospitalización, o si una persona con antecedentes de problemas al corazón consume celecoxib, puede aumentar el riesgo de un evento cardiovascular”, señala el especialista. 

Asimismo, la automedicación, que responde a la necesidad de aliviar algún síntoma, puede provocar el efecto contrario en la salud. Por ejemplo, el uso de metoclopramida para aliviar náuseas puede generar o aumentar el temblor de un paciente, por eso, los familiares y amigos de personas mayores deben evitar recomendar medicamentos, porque más que aliviar un síntoma, se debe entender qué patología está causándolo.

Frente a molestias, siempre es aconsejable acudir a un médico especialista para asegurar un adecuado diagnóstico y tratamiento. También, se sugiere consultar qué fármacos se pueden ingerir en caso de emergencia o la presencia de un fuerte dolor, porque si el paciente tiene alguna patología, estos podrían variar.  

Noticias relacionadas

04/11/2020

¿Cuándo un adulto debe acudir al fonoaudiólogo?

Profesionales que hacen un uso intensivo de la voz, adultos mayores y quienes sufren de secuelas neurológicas, suelen necesitar ayuda de esta especialidad.

Ver más
04/11/2020

Andropausia: ¿existe realmente este síndrome masculino?

Es muy importante consultar al percibir síntomas como baja de energía y disminución de la libido y la concentración.

Ver más
Reserva de hora