Clínica Universidad de los Andes / Noticia

Alimentación y colon: la importancia del cuidado

El colon es un órgano muy importante del sistema digestivo y la alimentación es vital para su buen funcionamiento.

Tener un buen sistema digestivo es fundamental en todas las personas, independiente de la edad. En ese contexto, se debe cuidar en todas las etapas de la vida. Un problema común es el Síndrome de Colon Irritable, que tiene incómodos síntomas como dolor abdominal crónico, meteorismo y estreñimiento. 

El Dr. Raúl Araya, gastroenterólogo de Clínica Universidad de los Andes, explica que “esta enfermedad también se relaciona a la ingesta de alimentos, ya que existen algunos que desatan fuertes dolores, como los aliños, el repollo, el queso e incluso el alcohol. En ese contexto, se deben evitar los alimentos que tienen azúcares de cadena corta, como el ajo, la cebolla, la manzana y las ciruelas”.  

La alimentación y la salud del colon están estrechamente relacionados. Algunas recomendaciones son no pasar muchas horas en ayuno, no realizar comidas demasiado abundantes y masticar mucho y despacio los alimentos.  

Los alimentos altos en azúcares, grasas saturadas y los procesados son perjudiciales, ya que tienen un efecto irritante. Además de producir inflamación, retrasa el tránsito intestinal, lo que favorece la aparición de lesiones cancerosas. 

Con respecto a los alimentos ricos en fibra, el especialista señala que “el pan integral, arroz o pastas favorecen la digestión y el buen funcionamiento del colon. Las verduras también son fundamentales, ya que ayudan a mantener los intestinos sanos. Para eso es importante privilegiar el consumo de hojas verdes que entregan vitaminas y nutrientes, como la lechuga y el apio, entre otros”. 

Las frutas también deben ser parte de la alimentación. Los duraznos y las frutillas contienen mucha fibra, por lo que favorecen el buen funcionamiento del colon. Además, las legumbres también aportan a ese proceso, ya que tienen un alto porcentaje de fibra, vitaminas y minerales. 

El doctor explica la importancia de consultar con un experto en caso de cualquier duda. “Cada caso en particular requiere un tratamiento distinto. Existen medicamentos antiespasmódicos, laxantes suaves que revierten signos de estreñimiento y también se sugiere un régimen blando en algunos casos”. 

Realizar actividad física periódicamente también debe ser un hábito, ya que entre sus ventajas se suma que contribuye a tener un intestino más sano y evita su irritación. 


Si te interesa este contenido, suscríbete a nuestro newsletter para recibir información.

Reserva de hora