The specified form no longer exists or is currently unpublished.
Mi Clínica UANDES

Contacto

Avda. Plaza 2501, Las Condes, Santiago. Chile

Mesa Central (56) 22 618 3000

Reserva de Horas (56) 22 618 3100

Rescate (56) 22 826 1111

contacto@clinicauandes.cl

Mi Clínica UANDES

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Clínica Universidad de los Andes / Noticia

Alimentación y cáncer de mama: La importancia de una dieta balanceada

Estudios demuestran que la actividad física y una alimentación saludable disminuyen las posibilidades de cáncer de mama.

El cáncer de mama es el más prevalente en las mujeres en Chile. Según cifras de GLOBOCAN, el año 2020, hubo más de 5.300 nuevos casos y más de 1.600 mujeres murieron por esta causa. Teniendo en cuenta esta realidad, es vital llevar a cabo algunos hábitos que pueden disminuir considerablemente el riesgo de sufrir esta patología. 

Está demostrado que mantenerse activo físicamente y tener una alimentación saludable disminuyen las posibilidades de cáncer de mama. 

Una alimentación balanceada y ajustada a las necesidades de cada uno permitirá mantener un peso saludable. Este punto es de gran relevancia, ya que la obesidad, sobre todo después de los 50 años, es un factor de riesgo establecido para el cáncer cáncer de mama, así como para la hipertensión y apnea del sueño, entre otras patologías. Al respecto, Jessica Liberona, nutricionista del Programa de Obesidad y Diabetes de Clínica Universidad de los Andes, señala que “es muy importante bajar la ingesta de alimentos que tienen elevadas densidades energéticas, como dulces, comida rápida, grasas saturadas y frituras. Así como también disminuir al mínimo el consumo de alcohol y el de carnes rojas, donde lo recomendable es que este tipo de proteína se ingiera menos de dos veces a la semana”. 

La especialista sugiere algunos nutrientes y alimentos que además de ayudar a tener un peso adecuado, favorecen la salud: 

Fibra

cereales integrales, avena y legumbres. Es recomendable el consumo diario de fibra, ya que favorece la digestión. Con respecto a los cereales, se pueden consumir diariamente, y las legumbres se sugiere que sea más de dos veces por semana. 

Frutas y verduras

la recomendación es lograr un consumo de, aproximadamente, 400 gramos al día. Las frutas y las verduras son una excelente fuente de vitaminas, mineras y fitonutrientes con acción antioxidante, además de aportar una cantidad variable de fibra dietaria.

Grasas Omega 3

se deben incluir, como mínimo dos veces a la semana, pescados grasos como la caballa, jurel, salmón, trucha, sardinas y mariscos. Además, se debe complementar con alimentos de origen vegetal, como la semilla de chía y maravilla, linaza, nueces, entre otras. 

Soya

estudios han demostrado que el consumo moderado de soya -presente en leches de soya y tofu, entre otros- se asocia con una disminución de un 4% del riesgo de cáncer. 

Lácteos

son fundamentales para el organismo porque, además de aportar a la salud de nuestros huesos, nos protegen de enfermedades. Es recomendable al menos tres porciones al día, idealmente descremados y bajos en grasas. 

Jessica Liberona señala que “para disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de mama, debemos mantener un plan de alimentación saludable y ser físicamente activos, desarrollando a lo menos 150 minutos de actividad física moderada a la semana. Cuidarnos en fundamental para estar sanos, lo que también reduce la posibilidad de recurrencia de la patología en quienes ya sufrieron cáncer de mama”. 

Noticias relacionadas

¿Un nódulo mamario es sinónimo de cáncer?

Si es benigno, no corre riesgo de convertirse en tumor, pero siempre hay que descartar esta opción con un chequeo médico.

Ver más

Detectar el cáncer de mama en etapas tempranas hace una gran diferencia

Si se pesquisa un tumor en un comienzo, tiene muy buen pronóstico y un tratamiento de menor complejidad.

Ver más
Reserva de hora