SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Noticia

Dieta y cáncer de mama: La importancia de una alimentación equilibrada

Estudios demuestran que la actividad física y una alimentación saludable disminuyen las posibilidades de cáncer de mama.
04/11/2020
Tres mujeres mueren al día, en Chile, por cáncer de mama, una de las enfermedades que más preocupación causa en el país. En ese contexto, es vital llevar a cabo algunos hábitos que pueden disminuir considerablemente el riesgo de sufrir esta patología.

Está demostrado que una activa vida física y una alimentación saludable disminuye las posibilidades de cáncer de mama. 

Una alimentación balanceada y ajustada a las necesidades de cada uno permitirá mantener un peso saludable. Este punto es de gran relevancia, ya que el sobrepeso además de estar asociado a patologías como cáncer de mama, también produce otras enfermedades como diabetes tipo 2, hipertensión o mala calidad del sueño. 

Jessica Liberona, nutricionista e integrante del Programa de Obesidad y Diabetes de Clínica Universidad de los Andes, señala que “es muy importante bajar la ingesta de alimentos que tienen elevadas densidades energéticas, como dulces, comida rápida, grasas saturadas y frituras. Así como también disminuir al mínimo el consumo de alcohol y el de carnes rojas y procesadas, donde lo recomendable es que este tipo de proteína se ingiera menos de dos veces a la semana”. 

La especialista sugiere algunos nutrientes y alimentos que además de ayudarnos a tener un peso adecuado, favorecen nuestra salud y organismo: 

Fibra: cereales integrales, avena y legumbres. Es recomendable el consumo diario de fibra, ya que favorece la digestión. Con respecto a los cereales, se pueden consumir diariamente, y las legumbres se sugiere que sea menos de dos veces por semana. 

Grasas Omega 3:
 se deben incluir como mínimo dos veces a la semana pescados grasos como la caballa, jurel, salmón, trucha, sardinas y mariscos. Además, se debe complementar con alimentos de origen vegetal, como la semilla de chía y maravilla, linaza, entre otras. 

Soya: estudios han demostrado que el consumo moderado de soja se asocia con una disminución de un 4% del riesgo de cáncer. Es importante tener un consumo limitado, porque tiene altos índices de sodio. 

Lácteos: los productos de este tipo son fundamentales para el organismo porque, además de aportar a la salud de nuestros huesos, nos protegen de enfermedades. Es recomendable al menos tres porciones al día, idealmente descremados y bajos en grasas. 

Jessica Liberona señala que “para disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de mama, debemos mantener un plan de alimentación saludable y mantenernos físicamente activos, desarrollando a lo menos 150 minutos de actividad física moderada a la semana.  Cuidarnos en fundamental para estar sanos”. 

Noticias relacionadas

04/11/2020

¿Un nódulo mamario es sinónimo de cáncer?

En el mes de la prevención del cáncer de mama aprovecha los precios preferenciales y hazte un chequeo.

Ver más
04/11/2020

Detectar el cáncer de mama a tiempo puede salvar su vida

La Dra. Verónica Mariani, oncóloga especialista en cirugía de mamas, se refiere a los factores de riesgo para presentar esta enfermedad y a la importancia de la detección precoz.

Ver más