Gastroplastía Endoscópica: Una segunda oportunidad para bajar de peso

Es una técnica menos invasiva y efectiva para personas que tras un bypass quieren bajar algunos kilos de más.
04/11/2020
Gastroplastia

Este procedimiento se indica a pacientes que ya se sometieron a un bypass gástrico y que volvieron a subir entre 15 a 20 kilos. Busca reducir el tamaño del estómago en un 40%, a través de una técnica ambulatoria y sin incisiones. El proceso consiste en introducir un dispositivo en la faringe, y posteriormente se aplican puntos en las paredes del estómago, reduciendo su capacidad.

Esta técnica se recomienda sólo a pacientes que ya han sido sometidos a un bypass gástrico y que han vuelto a subir de peso. Es de hospitalización transitoria, el paciente es dado de alta el mismo día de la intervención y no deja cicatrices como en una cirugía revisional que se realiza por vía abierta o laparoscópica, lo que hace que la recuperación sea más amigable.

Este tipo de técnica es una segunda oportunidad para los pacientes que se han sometido a un bypass gástrico y que volvieron a subir de peso. No sólo es una buena alternativa para reducir la talla, sino que también para disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, hipertensión y diabetes, asociadas al sobrepeso y obesidad.

Una considerable baja de peso, a través de este tipo de procedimientos, está asociado a una remisión de la diabetes tipo 2, donde la calidad de vida de los pacientes mejora considerablemente. Si bien es una técnica favorable, es importante realizar un seguimiento continuo en conjunto con un equipo multidisciplinario para que quienes hayan sido sometidos a la intervención tengan resultados favorables en el tiempo.

Reserva de hora