Clínica Universidad de los Andes / Noticia

Vacaciones: momento ideal para disminuir el uso de pantallas en los niños

Los meses de verano y el buen clima invitan a hacer actividades que dejan fuera el uso de televisión, celular y computador.

Llegaron las vacaciones de verano, tan anheladas por niños y adolescentes, pero que, para muchos papás puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza por intentar entretenerlos de la mejor manera y lejos de las pantallas.

Al respecto, Susana Saravia, psicóloga infantojuvenil de Clínica Universidad de los Andes, explica que “la  pantalla produce un efecto inmediato de detención del movimiento y desconexión de todo lo que pasa alrededor. En el caso de los niños, esto impacta en áreas sensibles de su desarrollo, razón por la cual se debe limitar su tiempo de uso diario según la edad de los niños”.

Ideas para reemplazar el uso de las pantallas en niños pequeños

Susana Saravia entrega algunas recomendaciones sobre el uso de pantallas a la hora de poner reglas y limitar su uso.

  1. Planificar actividades con anticipación:  juntarse con amigos en las tardes, salir a caminar, ir a una plaza, andar en bicicleta, en monopatín o skate, o realizar manualidades. Es importante involucrar a los niños en la planificación, considerando sus intereses, construyendo en familia una lista de actividades. Si hay hermanos, se sugiere turnarse en la elección de las actividades a realizar como familia.
  2. Compartir en familia: una vez que los padres vuelven del trabajo a la casa, hacer actividades con ellos. Por ejemplo, jugar, cocinar, dibujar, pintar, contar historias familiares, jugar juegos de mesa, visitar a los abuelos, entre otros. Es importante hacer partícipes a los niños en lo que quieren hacer para que se entusiasmen, y preocuparnos de que el tiempo sea de calidad, estando disponibles física y emocionalmente con ellos.
  3. Leer juntos: como mínimo, los niños deberían leer o escuchar un cuento (cuando aún no han aprendido a leer) la misma cantidad de tiempo que están expuestos a las pantallas, de manera de promover su desarrollo intelectual. Se recomienda definir un momento del día, y generar un ambiente propicio a la lectura. Ideal antes de que se duerma.
  4. Realizar deporte: nada más efectivo para alejar a los niños de las pantallas que la actividad física y qué mejor si se realiza al aire libre. El ideal es escoger uno que permita compartir.
  5. Aprovechar la naturaleza: si no se puede en la semana, dejar los fines de semana para hacer paseos, camping, picnic que acerquen a los niños y grandes a la naturaleza. Y siempre desconectados de las pantallas.
  6. Poner límites al tiempo de exposición a las pantallas: puede sonar obvio, pero hay que hacerlo y lograr que lo respeten. Llegar a un acuerdo de que no pueden ver más de dos horas al día alguna pantalla. Para eso establecer una rutina diaria sobre su uso con un horario determinado es importante, sobre todo impidiéndolo en las noches.  
  7. Enseñar por medio del ejemplo: nuestras acciones como padres son fundamentales, por lo que evitar caer en la tentación de las pantallas en los momentos en que compartimos con nuestros hijos permite modelar su conducta, además de promover la conexión emocional con ellos. 
  8. Tiempo de pantalla en familia: Involucrarnos en las actividades de nuestros hijos, especialmente en la adolescencia, nos ayuda a fortalecer los vínculos y establecer un punto de conexión con ellos. Podemos aprovechar la instancia en que hacen uso de las pantallas como una oportunidad de compartir momentos en familia, como hacer una tarde de películas o una competencia de videojuegos familiar. 

“Sobre todo con los adolescentes, es importante mostrar curiosidad y aprender con ellos sobre las tecnologías a las cuales acceden, para de esta manera modelar su uso (por ejemplo, Tik Tok, Snapchat)”, concluye Susana Saravia.

Si te interesa este contenido, suscríbete a nuestro newsletter para recibir información.

Reserva de hora