Clínica Universidad de los Andes / Responsabilidad Social / Cirugías de beneficiencia

Desde la fundación de la Universidad de los Andes, se soñó con crear una Clínica para dar continuidad al proceso de docencia de las carreras de la salud y, al mismo tiempo, ofrecer una atención especializada con el sello UANDES, que pone a las personas en el centro de todo el quehacer. Este sueño se hizo realidad en mayo de 2014 con la apertura de la Clínica Universidad de los Andes, hospital universitario asistencial-docente, sin fines de lucro, que busca llevar la atención de salud a la mayor cantidad de personas, incluidas aquellas que no cuentan con los recursos para acceder a instituciones privadas.

Para cumplir con esta misión, se suscribió un convenio con el Ministerio de Salud para la atención de pacientes derivados de hospitales públicos, Ley de Urgencia o convenios GRD; se entregan prestaciones gratuitas a algunas instituciones y se apoyan operativos médicos en que se realizan cirugías de forma gratuita y/o enseñan técnicas quirúrgicas.

Adicionalmente, la Clínica comenzó a realizar cirugías de beneficencia a personas que, por diversos motivos, no habían accedido a ellas en el sistema público. Luego, en mayo de 2019, se constituyó la Fundación de Beneficencia para la Salud UANDES, con la misión de lograr el financiamiento para cirugías dirigidas a personas de escasos recursos que se encuentran en listas de espera quirúrgicas en hospitales del sector público y que poseen una categorización inferior al 60% en la ficha de estratificación del Ministerio de Desarrollo Social.

La Fundación UANDES ha establecido convenios con distintos centros de salud, responsables de seleccionar a los pacientes de acuerdo a los criterios definidos por la Fundación, priorizando cirugías de difícil acceso en el sistema público y cuyo impacto en la calidad de vida es sustantivo, como son las traumatológicas, cardíacas y ginecológicas. También se han privilegiado las cirugías materno fetales o intrauterinas, en las cuales la Clínica Universidad de los Andes tiene una capacidad resolutiva única en el país. Esto es, además, consistente con el compromiso institucional con la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, principio que forma parte del ideario de la Universidad de los Andes como obra corporativa del Opus Dei.

Para financiar estas cirugías, la Fundación UANDES busca donaciones de personas naturales e instituciones.

Noticias relacionadas

Ya llevamos más de 100 procedimientos de beneficencia este 2021

mar. 11, 2021, 05:08 by Clínica Universidad de los Andes
Niños y adultos provenientes de centros de salud públicos recibieron la resolución quirúrgica que esperaban, algunos, hace años.

Cumpliendo con un anhelo presente desde la fundación de la Clínica, el año 2018 se dio inicio a un Programa de Beneficencia que, a la fecha, nos ha permitido atender a más de 450 personas que se encontraban en listas de espera quirúrgicas en hospitales públicos.

De estas 450 cirugías, 107 se han realizado entre enero y febrero de este año, gracias a un esfuerzo coordinado entre la Clínica y la Fundación de Beneficencia UANDES para sortear las dificultades impuestas por la pandemia y conseguir los recursos necesarios para seguir adelante con este plan que va en directo beneficio de niños y adultos que en muchos casos llevan años esperando por una cirugía.

“A pesar de que 2020 y este han sido años difíciles, se ha hecho el esfuerzo para poder apoyar a los pacientes que también han sufrido. Porque tal como nosotros hemos bajado las cirugías, los otros hospitales también lo han hecho, con lo que han aumentado las listas de espera. Es nuestra forma de poder aportar a la sociedad y dar respuesta a las necesidades de salud de la gente”, señala el Dr. José Antonio Arraztoa, Subdirector Médico de Servicios Clínicos y Asuntos Médicos.

Elizabeth Acuña, derivada del Hospital Barros Luco para una cirugía de prótesis de cadera, es una de las pacientes beneficiadas: “Estoy muy agradecida de este programa, porque de otra forma no hubiese podido acceder a esta cirugía y habría estado otros diez años en lista de espera, sin poder trabajar y obligada a depender de otros”.

Otra paciente, Lidia Moreno, del Hospital Regional de Rancagua, llevaba un año esperando por una cirugía coronaria. “Me parece bien que sea luego y acá, porque mi calidad de vida estaba cada vez más afectada y la espera en el hospital era difícil”.

En el ámbito pediátrico, se pudo dar solución a los problemas de salud de un grupo de pacientes del Hospital Félix Bulnes, entre quienes estaba Ángela Soto, operada de hernia inguinal. Su mamá, Denis Retamal, destaca que “ha sido todo fantástico. No podía creer cuando nos llamaron para esta oportunidad. Mi hija está muy bien, y va a poder estar cada vez mejor gracias a esta cirugía”.

El Dr. Mario De Giorgis, cirujano infantil, cuenta que le produce “alegría y satisfacción poder ayudar a mejorar la calidad de vida de niños que están con problemas de salud sin resolver, esperando por una cirugía. Los papás quedan muy agradecidos y se van felices”.

En la medida que la pandemia no obligue a modificar los planes, Clínica Universidad de los Andes proyecta realizar 266 cirugías de beneficencia en el primer cuatrimestre de 2021, dirigidas a personas provenientes de los hospitales Félix Bulnes, Salvador, San José, Barros Luco, San Borja Arriarán, El Carmen de Maipú, Parroquial de San Bernardo, Sótero del Río y Regional de Rancagua, además del Centro de Salud San Bernardo.

Estas 266 cirugías se distribuyen en las siguientes especialidades:

  • Cirugía Maternofetal
  • Neurocirugía
  • Cirugía Cardíaca
  • Cirugía Plástica
  • Cirugía Digestiva
  • Cirugía Pediátrica
  • Cirugía Ginecológica
  • Cirugía Traumatológica
  • Cirugía Urológica
  • Cirugía Máxilo-Facial
  • Cirugía de tórax
  • Procedimientos endoscópicos y colonoscopías
  • Procedimientos cardiológicos

Con respecto a estos últimos procedimientos, el Dr. Nicolás Veas cuenta que se han hecho 16 de cardiología intervencional. Además de cierre de foramen oval permeable (pequeña comunicación entre las aurículas del corazón que debe ser operado en personas que han presentado accidentes vasculares en edad joven, ya que tienen embolia paradojal, es decir, que un coágulo del sistema venoso pasa a través del foramen oval al sistema arterial llegando al cerebro posteriormente) y cierre percutáneo de orejuela (para prevenir accidentes cerebrovasculares en personas con fibrilación auricular no valvular), este año se realizó un leak paravalvular (orificio que se genera entre la válvula mecánica aórtica implantada previamente y la pared de la aorta, generando una comunicación entre el ventrículo izquierdo y la aorta, determinando una insuficiencia aórtica severa).

Videos relacionados

Cirugía de alta complejidad cambió la vida de Julio Olivares

Gracias a una prótesis de cadera, Hernán ha podido retomar su vida

Desde Chiloé, Mauricio ha podido tratar sus trastornos del sueño

Cirugía pone fin a toda una vida con problemas coronarios

Tras años de espera, Irlanda se sometió a una cirugía de cadera

Una cirugía de cadera cambió la vida de Elda Alfaro

Cirugía intrauterina le cambió la vida a Carolina y a su familia

Liris volvió a sonreír después de cirugía de cadera

Juana podrá seguir trabajando gracias a cirugía de cadera​

Reserva de hora