The specified form no longer exists or is currently unpublished.
Mi Clínica UANDES

Contacto

Avda. Plaza 2501, Las Condes, Santiago. Chile

Mesa Central (56) 22 618 3000

Reserva de Horas (56) 22 618 3100

Rescate (56) 22 826 1111

contacto@clinicauandes.cl

Mi Clínica UANDES

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Clínica Universidad de los Andes / Médicos y Especialidades / Diccionario Médico / Detalle Diccionario Médico

Distonía

La distonía es una enfermedad neurológica que provoca trastornos del movimiento hiperquinético, el cual produce contracciones musculares involuntarias lentas, de forma sostenida o intermitente, provocando torsión o posturas anormales, algunas veces acompañado de dolor.

Son clasificadas según su localización en:

  • Distonías focales: afecta una única parte del cuerpo
  • Distonías segmentarias: involucra a dos o más partes del cuerpo que están juntas
  • Distonías multifocales: afecta a dos o más partes que no están juntas
  • Distonías generalizadas: involucra el tronco, además de dos partes distintas del cuerpo

Se presenta tanto en niños como adultos. Mientras más precoz el inicio, mayor es la probabilidad de generalización y severidad del cuadro. 

Los principales síntomas de la distonía son:

  • Contracción muscular lenta que puede afectar a una o varias partes del cuerpo
  • Posturas anormales, de forma involuntaria
  • Dolor al presentar dicha postura
  • Puede empeorar con movimientos voluntarios
  • Mejora en estado de descanso o sueño, empeora con estrés y fatiga
  • Existen “trucos sensitivos” que pueden disminuir contracciones. 

Las principales causas de la distonía son:

Existen dos grandes grupos: primarias (esporádicas o genéticas) y secundarias (hay causas tratables y otras no tratables, como algunas enfermedades neurodegenerativas).

El tratamiento de esta patología consiste en realizar estudio especifico al tipo de distonía y edad del paciente, como exámenes de laboratorio y resonancia magnética cerebral, entre otros, para así efectuar un tratamiento personalizado.

Debe ser siempre supervisado por un médico especialista en neurología.

Existen diversos fármacos orales que son de utilidad para aliviar síntomas. También algunos tratamientos más invasivos como el uso de toxina botulínica y en casos específicos, cirugía. Siempre es importante acompañar el tratamiento con rehabilitación física y manejo de complicaciones como trastorno del ánimo o ansiedad.

Reserva de hora