The specified form no longer exists or is currently unpublished.
Mi Clínica UANDES

Contacto

Avda. Plaza 2501, Las Condes, Santiago. Chile

Mesa Central (56) 22 618 3000

Reserva de Horas (56) 22 618 3100

Rescate (56) 22 826 1111

contacto@clinicauandes.cl

Mi Clínica UANDES

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Clínica Universidad de los Andes / Médicos y Especialidades / Diccionario Médico / Detalle Diccionario Médico

Dolor e Inestabilidad Patelofemoral

La articulación patelofemoral es la que se encuentra delante de la rodilla, entre la patela (o rótula) y el fémur. Esta articulación actúa como elevador y aumenta el brazo de palanca entre el cuádriceps y la tibia, facilitando la extensión de rodilla.

Esta articulación posee estabilizadores dinámicos y estáticos, los cuales controlan el movimiento de la rótula, y cuando estos están alterados o débiles la articulación presentará demasiada movilidad, es decir, una inestabilidad articular.

Los síntomas más frecuentes de esta afección son:

Dolor por delante de la rodilla, por detrás o alrededor de la rótula y que se acentúa al correr o con actividades que involucren la flexión de la rodilla, como bajar escaleras o al estar agachado.

Limitación de movilidad o rótula hipermóvil.

Rigidez o dolor al estar en reposo o sentado con las rodillas flexionadas.

Es una patología que depende de muchos factores. La forma y alineamiento de los huesos, desequilibrios o debilidades musculares, falta de elongación y a factores de sobrecarga deportiva. Se observa con mayor frecuencia en deportes que implican correr o saltar.

El Servicio de Traumatología y Ortopedia de Clínica Universidad de los Andes cuenta con diferentes especialidades, entre estas se encuentra la Medicina Deportiva. Contamos con un equipo altamente especializado y tecnología avanzada, para dar un tratamiento oportuno enfocado en la rehabilitación integral de nuestros pacientes.

El médico realizará un examen físico detallado en la rodilla y confirmará el diagnóstico por medio de una radiografía, tomografía computarizada o resonancia magnética.

El tratamiento inicial incluye suspender las actividades que generen dolor y reprogramar la actividad física.

Se recomienda fisioterapia que consiste en la realización de ejercicios específicos que fortalecen los músculos que sostienen las rodillas y controlan la alineación de las extremidades, como es el caso de los cuádriceps, los isquiotibiales y los abductores que están alrededor de la cadera.

Cuando el tratamiento conservador no da resultados, se podría necesitar un procedimiento quirúrgico.

Reserva de hora