Clínica Universidad de los Andes / Médicos y Especialidades / Diccionario Médico / Detalle Diccionario Médico

Endoscopía

Es un examen que sirve para visualizar y estudiar todo el tracto digestivo alto: esófago estómago y la primera porción del intestino delgado o duodeno. Este examen sirve para realizar diagnósticos de enfermedades digestivas, tomar muestras para un posterior análisis de tejidos (biopsias) y también para efectuar algunos tratamientos.

Se realiza a través de un endoscopio, que consiste en una especie tubo delgado y flexible, el cual posee una cámara en su extremo distal.

Con el paciente acostado en una camilla, se instala un acceso venoso en el brazo, por donde se le administrará la sedación con medicamentos que producen sueño y amnesia. De esta manera, no sentirá molestias durante el examen. Por esto, debe venir acompañado al examen, ya que, debido a la sedación, no podrá trasladarse solo a su domicilio.

Una vez sedado, el médico introduce el endoscopio por la boca y observa el tracto digestivo alto, capturando las imágenes entregadas por la cámara del equipo en una pantalla. Si necesita obtener muestras de tejidos, extirpar pólipos o cuerpos extraños, se introducen accesorios específicos a través del canal de trabajo del endoscopio para realizar estas maniobras. Una vez que se logra el objetivo de la endoscopia, este es retirado del tracto digestivo.

El examen dura aproximadamente 15 a 20 minutos.

Luego, el paciente es trasladado al área de recuperación, en donde permanece, aproximadamente, 30 minutos reposando posterior al procedimiento, para luego ir despertando de la sedación.

La molestia más frecuente después del procedimiento puede ser dolor en la garganta. 

El día del examen, se recomienda retomar la ingesta de comida y líquido llevando una dieta blanda y evitando consumir alimentos irritantes.

 Una endoscopía puede indicarse para diagnosticar enfermedades o alteraciones del tracto digestivo alto. 

  • Diagnóstico: Para determinar causas ante la presencia de síntomas como dificultad para tragar, náuseas, vómitos, sangrado y dolor abdominal, entre otros. 
  • Biopsias: Permite obtener muestras de tejidos de la mucosa gástrica, para ser analizadas posteriormente. Puede determinar la existencia de inflamación del tubo digestivo alto, anemia, sangrado o cáncer.
  • Tratamiento: El endoscopio también puede servir para introducir accesorios que, entre otras funciones, pueden cauterizar vasos sanguíneos que estén sangrando, dilatar o estrechar cavidades y para extraer pólipos o cuerpos extraños.

Ayuno de 8 horas antes del procedimiento

Si se agenda el examen después de las 14:00 hrs, se puede tomar té puro a las 07:00 hrs y posterior a eso, ayuno de alimentos y líquidos.

Pacientes diabéticos deben reservar la primera hora de la mañana y no tomar los medicamentos hipoglicemiantes. En caso de ser usuario de insulina, hay que consultar esta indicación con el médico tratante.

Personas hipertensas pueden tomar los medicamentos habituales con una pequeña de agua el día del examen.

Si está bajo tratamiento anticoagulante, consultar al médico tratante, al menos, dos semanas antes del examen acerca de la suspensión o no del tratamiento.

Quienes toman aspirina todos los días, deben suspenderla 7 días antes del examen, previa consulta con el médico tratante.

Suspender los antiácidos (Nexium, Omperazol, Lanzoprazol, etc.) 15 días antes del examen.

El día del examen, se recomienda traer exámenes anteriores si se los ha realizado.

Presentarse al examen con ropa cómoda, holgada, zapatos bajos y sin esmalte de uñas.

El paciente debe venir acompañado al examen por un mayor de 18 años, porque después del procedimiento y producto de la sedación, se sentirá somnoliento por unas horas y es probable que no recuerde gran parte de lo sucedido. Se recomienda posterior al examen no realizar tareas que requieran concentración como conducir, firmar documentos etc.

Reserva de hora