SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Anafilaxia o shock anafiláctico

La anafilaxia o shock anafiláctico es una reacción alérgica grave y rápida que puede provocar la muerte si no es tratada de inmediato.

Entre las sustancias que más shocks anafilácticos producen están veneno de insectos, maní, mariscos, látex y algunos medicamentos.

Si una persona ya ha tenido una reacción alérgica grave, debe portar un autoinyector de adrenalina siempre, para utilizar en caso de anafilaxia. Asimismo, debe evitar el contacto con este alérgeno para siempre.

Pocos minutos después de exponerse al alérgeno, comienzan síntomas graves como:

-          Urticaria generalizada

-          Enrojecimiento de la piel

-          Mareos

-          Desmayo

-          Taquicardia

-          Baja de la presión arterial (hipotensión)

-          Dificultad respiratoria y sibilancias

-          Inflamación de la lengua que puede impedir respirar

Las alergias son provocadas cuando el sistema inmune reacciona ante sustancias (alérgenos) inofensivas. Para esto, el organismo tiene que estar, en primer lugar, sensibilizado a ese alérgeno, esto es, que luego de un contacto, produce anticuerpos contra ese elemento que considera peligroso. Pero la reacción alérgica se producirá recién cuando haya otro contacto, el sistema inmune reconoce ese alérgeno y los anticuerpos lo atacan.

En el caso de la anafilaxia, la reacción es muy fuerte y compromete varios sistemas del cuerpo, por eso la gravedad.

Entre las sustancias que más anafilaxias provocan están:

-          Veneno de insectos

-          Maní

-          Mariscos

-          Medicamentos

-          Látex

La principal medida de prevención de las anafilaxias es no exponerse a los alérgenos. Para saber a qué se le tiene alergia, se puede realizar el test cutáneo con el fin de que un especialista confirme el diagnóstico.

Se recomienda también, en caso de alergia a medicamentos o látex, avisar en los servicios de salud y tenerlo anotado en los documentos de identificación, en caso de una urgencia médica en la que no se pueda advertir de esta alergia.

Los tratamientos que se pueden realizar son:

Farmacológico:

-          Epinefrina: se inyecta como tratamiento de urgencia para disminuir la reacción alérgica. Se indica como autoinyector y lo deben portar quienes están en riesgo de sufrir una nueva anafilaxia. Después de ser utilizado, se debe ir a un servicio de urgencia de inmediato.

-          Antihistamínicos y corticoides intravenosos: reduce la inflamación que pueda haber en las vías respiratorias y los síntomas sistémicos.

Inmunoterapia: administración de forma subcutánea o sublingual de un extracto alergénico (a lo que se le tiene alergia) por tres a cinco años, así se logra la disminución de síntomas a largo plazo. Se indica en quienes tienen síntomas más severos y requieren gran cantidad de medicamentos para controlar sus síntomas.

GLOSARIO MÉDICO

Enfermedades y Tratamientos

Ver todas