SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Artritis Psoriática

La psoriasis es una enfermedad autoinmune crónica que afecta principalmente a la piel. Sin embargo, cuando esta enfermedad afecta a las articulaciones, se le denomina artritis psoriática, afección que se caracteriza principalmente por la aparición de problemas articulares, tales como dolor, hinchazón y rigidez.

Se estima que entre un 25 a 30% de las personas que padecen psoriasis presentan artritis psoriática, es decir, inflamación articular. 

Los signos o síntomas de la artritis psoriática se pueden presentar en uno o en ambos lados del cuerpo, pudiendo afectar a los dedos de las manos y pies, la espalda o varias articulaciones a la vez. 

Los síntomas más frecuentes incluyen:

- Hinchazón

- Dolor articular

- Rigidez en la articulación

- Tendinitis aquiliana o plantar

- Uveítis

- Conjuntivitis

La artritis psoriática es el resultado de un ataque del sistema inmune a las células y tejidos sanos del cuerpo. Esta respuesta del sistema inmune es la que provoca inflamación en las articulaciones y lesiones en la piel.

La causa de esta respuesta autoinmune se desconoce, pero es vinculada a factores genéticos, inmunitarios y ambientales. 

Cabe destacar, que existen factores que aumentan el riesgo de padecer artritis psoriática como, por ejemplo, tener psoriasis o familiares con la enfermedad y tener entre 30 y 50 años de edad. 

El tratamiento de la artritis psoriática tiene como objetivo disminuir los síntomas, controlar la inflamación de las articulaciones y prevenir el daño en éstas. Cabe destacar, que cuando un paciente no recibe tratamiento la enfermedad podría llegar a ser incapacitante. En ocasiones, hacer reposo podría ayudar durante los brotes inflamatorios.

Medicamentos: el médico puede recetar diferentes medicamentos que dependerán de la gravedad de la enfermedad. Estos pueden incluir antiinflamatorios no esteroideos, medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad, inmunosupresores y agentes biológicos.