SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Dengue

El dengue es una enfermedad viral que se transmite por medio de la picadura del mosquito “Aedes aegypti” que habita en zonas tropicales y subtropicales del mundo. Esta enfermedad afecta a millones de personas del mundo anualmente.

Existen dos tipos de dengue; dengue y dengue grave, y son causados por alguno de cuatro serotipos de virus (DEN-1, DEN-2, DEN-3, DEN-4). Cuando una persona es infectada por uno de estos serotipos creará inmunidad, sin embargo, podría infectarse por otro serotipo, pudiendo contraer más de una infección durante su vida y de presentación más grave. Cabe destacar que el dengue grave o también conocido como dengue hemorrágico puede llegar a ser mortal.

Para prevenir estas picaduras es necesario que las personas que viajen a países tropicales y subtropicales tomen las siguientes medidas:

  • Aplicar a la piel expuesta repelentes que contengan Dietiltoluamida (DEET) al menos al 30%
  • Cuando esté en el exterior proteja su piel expuesta con camisetas manga larga o pantalones largos
  • Use ropa liviana y de colores suaves
  • Consulte por mosquiteros en puertas o ventanas del hotel o residencia

Los signos y síntomas más frecuentes del dengue incluyen:

- Fiebre alta

- Erupción cutánea en la mayoría del cuerpo

- Dolores musculares

- Dolores articulares

- Fatiga

- Dolor de cabeza

- Náuseas y vómitos

Dengue grave:

- Sangrado de las encías o nariz

- Vómitos constantes

- Dolor abdominal

- Presencia de sangre en la orina, las heces o el vómito

- Aparición de moretones

- Respiración agitada o dificultad para respirar

- Compromiso de conciencia

- Descenso repentino de presión arterial 

El virus del dengue es transmitido por la picadura del mosquito “Aedes aegypti” que habita zonas tropicales y subtropicales del mundo, en donde la humedad relativa del aire es de moderada a alta. Este mosquito se encuentra cerca de viviendas en las que existen elementos que permiten contener agua como, por ejemplo, maceteros, neumáticos en desuso, etc., en donde construyen sus criaderos.

Cuando un mosquito infectado pica a una persona, el virus entra en el torrente sanguíneo provocando los síntomas. Existen cuatro tipos de virus del dengue (DEN-1, DEN-2, DEN-3, DEN-4) que puede transmitir el mosquito.

Cabe destacar que vivir o viajar a regiones tropicales como el Sudeste asiático, las islas del Pacífico occidental, América Latina, el Caribe, y haber contraído anteriormente una infección por dengue son factores que aumentan el riesgo de presentar un dengue grave.

Para diagnosticar a un paciente con dengue, el médico revisará su historia clínica, le preguntará sobre su itinerario de viajes recientemente realizados y lo examinará. El diagnóstico suele ser difícil si el médico desconoce el antecedente de viaje y también se puede confundir con otras patologías.

Actualmente no existe un tratamiento específico para el dengue. Sin embargo, el médico recomendará que la persona afectada se mantenga hidratada bebiendo abundante líquido y así evitar la deshidratación que podría ser provocada por la fiebre y vómitos.

Para aliviar el dolor y bajar la fiebre se pueden recetar antipiréticos como el paracetamol. Cabe destacar que antiinflamatorios como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno podrían aumentar las complicaciones hemorrágicas.

Cuando el paciente desarrolla un cuadro grave de dengue será necesario que reciba atención en Unidades de Paciente Crítico, ya que podrá necesitar líquidos intravenosos, control de la presión arterial y en ocasiones, transfusiones para reemplazar la sangre perdida si presentó hemorragias.