SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Otitis media aguda

La otitis media aguda es una infección del oído medio que ocurre generalmente en niños y es uno de los principales motivos de consulta pediátrica. La otitis media aguda, por lo general, es el resultado de una sobreinfección bacteriana del oído medio durante o después de un resfrío. Se estima que más del 80% de los niños presentará un episodio de otitis media aguda antes de los tres años y que el 40% desarrollará seis o más recurrencias hacia los siete años. Si la otitis media aguda no recibe el tratamiento adecuado, puede derivar en patologías de mayor complejidad, como la otomastoiditis, laberintitis e incluso meningitis aguda.

Se estima que más del 80% de los niños presentará un episodio de otitis media aguda antes de los tres años de edad.

 

Los síntomas de infección en el oído medio aparecen de forma rápida y suelen ser:

  • Otalgia o dolor de oídos. En lactantes se puede manifestar con llanto constante.
  • Fiebre (superior a 38°C).
  • Sensación de oído tapado o dificultad para oír.
  • En algunas ocasiones, otorrea, que es la salida de secreción purulenta por el conducto auditivo.
  • Dolor de cabeza.
  • Pérdida del apetito.

La otitis media aguda se produce por la acumulación de líquidos o secreción purulenta en el oído medio, a causa de la alteración en la ventilación de este. Este líquido puede infectarse con facilidad por alguna bacteria, por lo que es una de las complicaciones infecciosas más frecuentes de los resfríos.

Para prevenir la otitis media aguda se pueden seguir las siguientes recomendaciones:

  • Cumplir con el Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI).
  • Lactancia materna, ya que otorga al lactante anticuerpos maternos.
  • Evitar el humo del tabaco, eso implica que nadie fume en el domicilio del niño, y que nadie que haya fumado esté en contacto con él niño sin antes cambiarse de ropa y lavarse las manos.

Contamos con un equipo multidisciplinario de expertos enfocados en entregar un diagnóstico certero y con la más moderna tecnología para tratar y recuperar a nuestros pacientes de la otitis. 

Consulta médica: el médico a través de un otoscopio podrá ver si existe infección en el oído, determinando si existe líquido detrás del tímpano. 

Farmacológico: si se comprueba la presencia de líquido, la primera parte del tratamiento consistirá en la reducción y control de síntomas agudos (otalgia y fiebre) a través de la administración sistémica de analgésicos. En casos más graves se prescriben antibióticos con el fin de reducir la afectación, el dolor y los efectos adversos.

Cuando la otitis se da de manera recurrente, se deben estudiar los factores que pueden afectar la ventilación del oído, tales como rinitis alérgica, la presencia de adenoides obstructivos o el tabaquismo dentro del hogar. En ocasiones, la recurrencia puede deberse a algún déficit en la producción de anticuerpos específicos contra los neumococos o algún otro factor inmunológico.